脷ltimo momento

Miles de fieles agradecieron y pidieron a San Cayetano

Se trata del patrono del pan y del trabajo. En la misa principal, el cardenal Mario Poli dijo: “Quien tenemos a nuestro lado no es un enemigo. Nos une la fe. Somos argentinos”.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, ofreci贸 este mi茅rcoles la misa central en la Iglesia de San Cayetano, en el barrio porte帽o de Liniers, ante miles de personas que hicieron fila de hasta cinco cuadras para ingresar al templo para pedir por pan y trabajo, mientras curas bendec铆an las espigas y estampitas de los fieles.

Bajo el lema “Querido San Cayetano, ay煤danos a ver al Cristo vivo en cada hermano”, dos filas que alcanzaron las cinco cuadras sobre la calle Bynon agrupaban a miles de fieles que se acercaron de todas partes del pa铆s.

“Quien tenemos a nuestro lado no es un enemigo. Nos une la fe. Somos argentinos”, dijo Poli a los presentes, en medio de un silencio seguido de oraciones.

“Vengo a agradecer y a pedir que no le falte trabajo a mis hijos y que puedan terminar su casita, adem谩s de dar mi diezmo de siempre”, dijo P铆a Guti茅rrez, de 78 a帽os, que lleg贸 desde Villa Luzuriaga para hacer la fila “larga” que le permiti贸 acceder a tocar la imagen de San Cayetano.

La mujer, que lleg贸 a las ocho de ma帽ana, realiz贸 los 煤ltimos metros del trayecto rezando con un rosario.

En tanto, puestos de vendedores de espigas, estampitas y distintos objetos con la imagen del santo se apostaron a los largo de las dos cuadras que llevan hasta la puerta del templo, donde se instal贸 el escenario en el que, desde las 4 de la madrugada, se realizaron las misas.

“Ped铆 por los que est谩n en la calle y los desempleados”, rompi贸 el silencio una mujer mientras el cardenal ofrec铆a la misa.

“Vengo a agradecer por este a帽o y por poder subsistir”, apunt贸 Paula Giusti, de 47 a帽os, quien lleg贸 desde la provincia de Neuqu茅n para la celebraci贸n.

“Le vine a pedir que no nos falte trabajo”, dijo la mujer con sus manos sobre una estatuilla de San Cayetano.

En las inmediaciones, decenas de voluntarios del colegio San Jos茅 repartierion mate cocido y bizcochos a quienes a煤n permanec铆an en las filas.

San Cayetano

La Iglesia Cat贸lica celebra cada 7 de agosto el d铆a de San Cayetano de Thiene, a quien en Argentina se lo invoca para pedir pan y trabajo, mientras que en otras regiones se lo asocia con la providencia y es patrono de los desempleados.

Arist贸crata, abogado especializado en Derecho Civil y Can贸nico, fund贸 la congregaci贸n de los teatinos y un hospital de incurables, entre varios nosocomios; muy humilde, firmaba sus cartas con la frase “Cayetano, miserable sacerdote”.

Naci贸 en Vicenza, Italia, en 1480 y era hijo de un conde. Fue ordenado sacerdote a los 33 a帽os, en Roma, en medio de su personal conmoci贸n por sentirse indigno de esa gracia.

Se lo representa con el Ni帽o Jes煤s, porque en la primera misa que ofici贸 en la bas铆lica de Santa Mar铆a la Mayor, el 6 de enero de 1517, tuvo una visi贸n: la Virgen, que portaba al Ni帽o Jes煤s, lo puso en sus brazos.

Agraciado con el don de hacer milagros, muri贸 en N谩poles el 7 de agosto de 1547 y ese mismo d铆a ces贸 la guerra desatada en la ciudad.

Urbano VIII lo beatific贸 el 8 de octubre de 1629 y Clemente X lo canoniz贸 el 12 de abril de 1671.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*