√öltimo momento

Ya se realizan unas 1.500 fiestas ilegales por semana

Claudio Izaguirre dijo que cuando comenz√≥ el aislamiento, “lo primero que tuvieron los organizadores de estas fiestas fue temor, pero luego avanz√≥ la idea de ir convocando de a poco para ver qu√© pasaba”.

Luego de que 150 personas, entre ellos dos polic√≠as de distintas fuerzas, fueran sorprendidas en una fiesta clandestina en la localidad bonaerense de Gonz√°lez Cat√°n, el presidente de la Asociaci√≥n Antidrogas de la Rep√ļblica Argentina (AARA), Claudio Izaguirre, alert√≥ que en Capital Federal y el Gran Buenos Aires se realizan alrededor de 1.500 fiestas ilegales todos los fines de semana, aunque tan solo el 10 por ciento son intervenidas.

En tiempos de coronavirus y cuarentena, son millones los argentinos que cumplen con las medidas dispuestas por el gobierno nacional para frenar el avance del virus que ya dejó más de 13 mil muertos en el país.

En este contexto, se hicieron conocidas decenas de historias de personas que no pudieron acompa√Īar a sus familiares en sus √ļltimos momentos de vida debido a las restricciones del aislamiento social. Y mientras tanto, como si de un chiste de mal gusto se tratase, se realizan cientos de fiestas clandestinas en las que, m√°s all√° de toda violaci√≥n a la cuarentena, la ilegalidad brilla por su presencia.

Es que, en las √ļltimas horas, unas 150 personas, entre ellas una oficial de polic√≠a de la provincia de Buenos Aires y un efectivo de la Ciudad, fueron sorprendidas en una fiesta clandestina, donde tambi√©n hab√≠a juego ilegal, en la citada localidad del partido de La Matanza.

Este hecho dej√≥ a luz una red de fiestas clandestinas que, fin de semana tras fin de semana, articula millones de pesos con la impunidad. Seg√ļn Izaguirre, en la Ciudad y el Gran Buenos Aires se llevan a cabo aproximadamente “1.500 fiestas clandestinas cada fin de semana”, en las que hay trabajadoras sexuales, drogas y juegos de azar.

En di√°logo con Diario Popular, el presidente de la AARA explic√≥ que, cuando comenz√≥ el aislamiento, “lo primero que tuvieron (los organizadores de estas fiestas) fue temor, pero luego avanz√≥ la idea de ir convocando de a poco para ver qu√© pasaba”.
“Entonces, iniciaron las convocatorias, las cuales son por internet y en muchos casos de persona a persona, porque son clientes habituales de quienes hacen estas fiestas”, agreg√≥.

Asimismo, precis√≥ que las convocatorias tambi√©n se llevan a cabo por “WhatsApp, Instagram y otras redes que usan los j√≥venes. Generalmente no se da el lugar, sino que se le da un punto en com√ļn en el que un micro los puede pasar a buscar o se convocan todos en una plaza y de ah√≠ se va pasando el dato”, inform√≥.

Bajo esta l√≠nea, Izaguirre aclar√≥ que “la idea es que la menor cantidad de gente sepa d√≥nde es el lugar, para que no se anticipen las fuerzas de seguridad que est√°n a cargo de intervenir estas fiestas”.

En este punto, mencion√≥ un dato no menor: muchas de estas fiestas son organizadas por “personas que tienen boliches”. De esta manera, afirm√≥, “con elementos de m√ļsica de esos boliches, los trasladan y ponen a funcionar la fiesta, la cual se da en otro lado, por ejemplo, en una quinta alquilada”.

Sin embargo, se√Īal√≥ que tan solo “un 10% de las fiestas son intervenidas”, en tanto que hizo hincapi√© en que “zona norte est√° plagado de estas cosas”, aunque “en el oeste tambi√©n hay fiestas en lugares como Ramos Mej√≠a, Merlo y Moreno”.

“Hay fiestas en todos lados y lo que no hay es una construcci√≥n de impedimento de estas cosas”, lament√≥ el presidente de la AARA, quien advirti√≥: “Lo que vemos es que esto va increment√°ndose en todo el pa√≠s”.

Asimismo, alert√≥ que, una vez pasada la pandemia del coronavirus, el n√ļmero de fiestas clandestinas “va a estallar”. Por este motivo, Izaguirre concluy√≥: “Las autoridades nacionales y de cada una de las provincias van a tener que poner el ojo sobre a qui√©nes le dan la responsabilidad del control de este tipo de espacios”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*