Último momento

Ya sancionaron a 22 padres a raíz de sus hijos alcoholizados

Se trata de los menores que festejaron el “último primer día de clases” en la provincia de Mendoza. Desde el gobierno lanzaron una campaña para concientizar sobre esta tradición.

Ya son 22 las familias que fueron sancionadas en Mendoza tras descubrir que sus hijos asistieron alcoholizados al colegio tras celebrar el “último primer día de clase”.

En este marco, desde el gobierno de Mendoza lanzaron una fuerte campaña para tratar de concientizar a los padres sobre este ritual que implementaron los adolescentes el día anterior al comienzo del ciclo lectivo para comenzar el año escolar alcoholizados y sin dormir.

Néstor Majul, subsecretario de Seguridad de Mendoza, aseguró que tanto las autoridades provinciales como los directivos, docentes y la misma Policía, están sorprendidos por tener que ser ellos los que cuiden a los menores de que no lleguen alcoholizados el primer día de Clases.

“Es llamativo que lamentablemente esto sea una tradición que se ha llegado a instalar y creemos que es hora que los padres empiecen a tomar algún tipo de responsabilidad”, reflexionó el funcionario y explicó que es por este motivo que lanzaron una fuerte campaña para que sepan de qué se trata el “Último primer día (UPD)”.

“Los padres pueden creer que se juntan nomás a esperar la llegada del primer día de clase del último año pero no, toman alcohol. Esto es para que los padres estén atentos y sepan que en esos lugares hay bebidas alcohólicas y la mayoría son menores, por lo que algún grado de responsabilidad tienen”, indicó.

“Nuestro Código Contravencional nuevo estipula en su artículo 86 la ‘omisión de cuidado para el padre’ si al hijo menor se lo encuentra en estado de ebriedad”, subrayó.

De este modo, los progenitores pueden ser sancionados con multas que van desde los 38 mil pesos hasta los 76 mil pesos, de acuerdo a lo que disponga el juez de falta.

Majul señaló que ya comenzaron a realizar controles y en el departamento de San Martín, hubo un grupo de alumnos de un colegio secundario que se juntaron. “Tuvimos la información y fueron procesados 22 chicos con alcoholemia positiva y se ordenó las actuaciones sobre los padres y sobre el titular de un local comercial de eventos donde se organizó la fiesta”, precisó.

“Es increíble, estamos mal, porque no podemos tener un policía en cada colegio esperando que nuestros hijos no lleguen alcoholizados. Eso es una responsabilidad netamente de los padres pero acá todo se lo dejan al Estado, a los docentes”, cuestionó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*