Último momento

vestidos de Nike demasiado cortos para las tenistas

Los vestidos, fabricado por Nike, serán retocados para alargarlos un poco más ante las quejas de las tenistasLas jugadoras Eugenie Bouchard y Laura Robson esperan poder disponer de unos vestidos más alargados.

tenista

A falta de apenas cuatro días para que de comienzo el tercer Gran Slam del año, la polémica ha hecho ya acto de presencia en la ciudad británica de Londres.

El motivo poco o nada tiene que ver con el tenis, sino más bien con el ‘dress code’ que lucirán las tenistas sobre la hierba del All England Club de Wimbledon.

La culpable: la conocida firma de ropa Nike, encargada de vestir a más de 20 jugadoras en el torneo británico, ha fabricado unos vestidos que, según han criticado varias tenistas, son excesivamente cortos. Ante las quejas, la multinacional americana ha tenido que retocar los trajes y alargarlos un poco más.

Varias jugadoras han mostrado su descontento con el modelo ‘Nike Premier Slam’, de 98 euros, del que aseguran que tiene una falda demasiado corta que vuela por encima de la cintura, con la derivada incomodidad que ello supone, dificultando así el juego.

Nike no ha tardado en responder a las peticiones y ha solicitado a las jugadoras la devolución de los vestidos para poder retocarlos a través de un correo electrónico, según ha informado el diario Sportsmail.

“Tenemos que hacer un pequeño cambio en los vestidos debido a las reglas de Wimbledon.

Devuélvalos, por favor, a la casa central de Wimbledon”. Eugenie Bouchard y Laura Robson son algunas de las que esperan poder disponer de unos vestidos más alargados.Durante los partidos de clasificación de esta semana disputados en la ciudad de Roehampton, algunas jugadoras se las ingeniaron como pudieron para jugar con los citados vestidos. La británica Katie Boulter, por ejemplo, tuvo que asegurar su vestido con una cinta elástica en la cintura para mantenerlo en su lugar y que no volara demasiado durante el partido.

O también llamativo el caso de la checa Lucie Hradecka, que llevaba leggins hasta la rodilla por debajo del vestido.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*