Último momento

Vencen $ 600.000 M en Lebacs y se busca minimizar el impacto

El dólar arranca a $ 25,50 y el Banco Central interviene para convencer a tenedores de letras. Inflación y trabajo, en la mira.

La apertura de los mercados, que pone en juego la cotización del dólar este martes, tiene centrada una gran expectativa por su carácter volátil y sin avistarse en principio un techo.

La venta del lunes de cinco mil millones de dólares de reservas de parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) apuntó a amenizar un crecimiento, finalmente marcado en alrededor del 7 por ciento, cerrando a $ 25,50.

En ese monto se inicia hoy, aunque todas las miradas apuntan al vencimiento de más de 600.000 millones de pesos de Lebacs (Letras del Banco Central). Para el Gobierno, la preocupación es el 40% que está en manos de especuladores, ya que el resto son institucionales (hasta la provincia de Córdoba tiene posesión).

Por un lado, las dificultades en la economía que atraviesa el país hizo que su fluctuación lo hiciera crecer con rapidez en las últimas semanas, pese a las recurrentes intervenciones del BCRA, que evitaron el panorama de una cercanía a los treinta pesos.

El riesgo de esta “bola de nieve” puede producirse si una buena parte de los propietarios de los títulos decidan no renovarlas y apostar por el billete estadounidense. Del otro lado, la alta tasa propuesta por el Central también demandará pagar costos altísimos.

José Simonella, titular del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba, consideró que “el esfuerzo ya es grande” de parte del Ejecutivo. “El desafío está en que se renueven las Lebacs”.

La presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI), con la negociación del gobierno nacional de un préstamo que rondaría los treinta mil millones de dólares, juega también su parte en la cuestión.

En el medio, la imposibilidad de saber qué puede ocurrir en los mercados, con los impactos que no son novedad: la alta inflación que genera un dólar alto, por la suba inminente de costos y precios, y una recesión que le apunte de lleno al mundo laboral.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*