√öltimo momento

Van a juicio 8 empleados del Complejo Esperanza por la muerte de un menor

La Fiscal√≠a del Distrito. II, Turno 5, a cargo del Fiscal Alfredo Villegas requiri√≥ la citaci√≥n a juicio de ocho dependientes del Complejo Esperanza en relaci√≥n con la causa por el suicidio de un menor de 16 a√Īos ocurrido en 2015-

complejo

A tres de ellos se les atribuye el delito de homicidio culposo (C.P., art. 84) por el suicidio mediante ahorcamiento del menor alojado en dicho establecimiento ocurrido el 1 de mayo de 2015. Estos imputados revestían a la fecha del hecho los cargos de Responsable de Gestión de Módulo (uno de ellos) y 2dos. Responsables de Gestión de Módulo (los dos restantes).

Se les atribuye haber actuado de manera negligente e inobservando reglamentos a su cargo al haber dispuesto, los Segundos Responsables de Gesti√≥n, el traslado del menor hacia un determinado sector del Complejo por una supuesta sanci√≥n (m√≥dulo 2), conociendo o debiendo conocer los antecedentes del ni√Īo, quien contaba con dos episodios previos de autoagresi√≥n y que en la √ļltima oportunidad, al ser alojado en ese mismo lugar, hab√≠a referido expresamente que si lo volv√≠an a trasladar a ese sector atentar√≠a nuevamente contra su integridad f√≠sica. Pese a ello, el traslado hacia el lugar donde el menor se quit√≥ la vida se hizo sin adoptar recaudo alguno tendiente a resguardar su integridad f√≠sica ni ordenar medida alguna tendiente a ello.

Al Responsable de Gestión se le atribuye haber conocido tanto dicho traslado como los antecedentes del menor, haber permitido que el alojamiento en el lugar de la muerte excediera el tiempo permitido conforme los reglamentos y no haber adoptado u ordenado adoptar medida alguna para evitar el desenlace fatal.

A los cinco empleados del citado Complejo Esperanza restantes se les atribuye el delito de omisi√≥n de los deberes de oficio (C.P., art. 249). Los mismos oficiaban de guardias de dicha instituci√≥n. A cuatro de ellos se les achaca haber omitido realizar las recorridas nocturnas en las que deb√≠an ingresar a diferentes sectores del complejo, controlando habitaci√≥n por habitaci√≥n, como lo establece la normativa aplicable. Al restante se le atribuye el √ļltimo delito mencionado por haber abandonado antes del horario correspondiente el sector donde ese d√≠a deb√≠a cumplir funciones (sin autorizaci√≥n y sin esperar su relevo) y haber consignado en el libro de novedades que entregaba la guardia ‚Äúcon todos los j√≥venes del sector en aparente buen estado de salud‚ÄĚ, siendo que un menor yac√≠a en una de las habitaciones desde hac√≠a ya unas horas y ello era ostensible.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*