脷ltimo momento

Uno de cada tres argentinos es pobre, inform贸 el Indec

Los datos, relevados en 31 aglomerados urbanos, corresponden al segundo trimestre del a帽o, y arrojaron un 32,2% de pobreza. El organismo indic贸 que hay 425 mil hogares en la l铆nea de indigencia.

pobreza

Un total de 8.772.000 personas, m谩s de uno de cada tres habitantes relevados, son pobres en la Argentina, seg煤n datos difundidos ayer por el Indec, tras dos a帽os y medio sin divulgarse informaci贸n oficial sobre esta variable clave.

Al tomar en cuenta cifras de 31 aglomerados durante al segundo trimestre del a帽o, un 32,2% de las personas eran pobres, mientras 6,3% indigentes.

El relevamiento del Indec solo incluye a 27,9 millones de personas, de un total de casi 44 millones que habitan la Argentina.

Por ello, si se proyectan estos 铆ndices a la poblaci贸n total, se concluir铆a que hay 13,7 millones de personas en condici贸n de pobreza.

Los datos fueron presentados por el director del instituto, Jorge Todesca, durante una conferencia de prensa ofrecida junto al director t茅cnico del Indec, Fernando Cerro, y la directora de Encuestas Permanentes de Hogares, Cynthia Pok.

El organismo indic贸 que durante el segundo trimestre del a帽o se encontraban por debajo de la l铆nea de la pobreza 2.022.000 hogares, los cuales incluyen 8.772.000 personas.

En ese conjunto, unos 425.000 hogares se encuentran bajo la l铆nea de Indigencia: 1.705.000 personas.

En t茅rminos de hogares, el 23,1% es pobre, mientras que el 4,8% es indigente.

“Terminamos con la emergencia estad铆stica”, sostuvo Todesca, al tiempo que asegur贸: “Abrimos una nueva etapa”.

El funcionario sostuvo que tiene “respeto” por los datos publicados por la UCA, aunque aclar贸 que sus cifras no deben ser comparadas con las oficiales.

“Ha cumplido un rol muy importante y lo cumplir谩 como alternativa”, consider贸, y adelant贸 que el instituto pretende avanzar en una “medici贸n multidimensional”, aunque todav铆a no hay fecha para comenzar a trabajar en esa cuesti贸n.

Cerro, por su parte, indic贸 que para llevar a cabo la medici贸n se tom贸 en cuenta el poder de compra sobre las regiones, al tiempo que aclar贸 que se toma en cuenta “ingresos que no vienen del trabajo, como alquileres y utilidades y jubilaciones o asignaciones”.

Pok, en tanto, apunt贸 contra la gesti贸n anterior al asegurar que se encontr贸 con “elementos t茅cnicos que demostraban que se faltaba a la verdad”.

“No se puede dar la magnitud de la disparidad por ese motivo”, subray贸 la funcionaria.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*