脷ltimo momento

Un estudio en Islandia confirm贸 que los anticuerpos contra el COVID-19 duran al menos cuatro meses

Los resultados desmienten hip贸tesis anteriores. Adem谩s de una primera ola de anticuerpos que dura poco, existe otra, de largo plazo. Eso renov贸 las esperanzas sobre la utilidad de una vacuna para habilitar el fin de la pandemia.

Entre las numerosas inc贸gnitas que el nuevo coronavirus presenta a los cient铆ficos, una nubla el entendimiento de un factor clave para terminar con la pandemia: los anticuerpos del organismo humano. Algunos estudios hab铆an indicado que duraban pocas semanas, hasta un m谩ximo de 12 meses, lo cual hac铆a que las reinfecciones representaran la amenaza de una temporada eterna de COVID-19. Sin embargo, un trabajo realizado sobre 30.000 personas en Islandia revel贸 que no es as铆: la inmunidad dura como m铆nimo cuatro meses, lo cual reabre la esperanza sobre la utilidad de una vacuna contra el SARS-CoV-2.

La investigaci贸n, realizada por el laboratorio deCODE de Reikiavik, una filial de la biotecnol贸gica Amgen, de los Estados Unidos destac贸 que, a diferencia de las anteriores, que observaron a las personas durante 28 d铆as, esta los sigui贸 durante cuatro meses y hall贸 que, entre uno y dos meses despu茅s de la infecci贸n, el cuerpo produce una segunda serie de anticuerpos que podr铆an brindar una protecci贸n m谩s duradera.

En la presentaci贸n del art铆culo publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM), 鈥淓l poder de la vigilancia basada en los anticuerpos鈥, Galit Alter y Robert Seder explicaron: 鈥淟as infecciones y las vacunas generan dos olas de anticuerpos. La primera ola se debe a c茅lulas de plasma de poca duraci贸n, destinadas a poblar la circulaci贸n del sistema, que mengua r谩pidamente una vez superada la infecci贸n aguda. 鈥淟a segunda ola se genera a partir de una cantidad menor de c茅lulas de plasma de mayor duraci贸n, que brindan una inmunidad perdurable鈥.

Un dato extra que suma relevancia al estudio de deCODE 鈥攔ealizado junto con hospitales, universidades y organismos de salud islandeses, lo cual le permiti贸 cubrir casi al 15% de la poblaci贸n鈥 es que Islandia logr贸 contener el COVID-19 apenas comenz贸 la pandemia gracias a un rastreo de infecciones y contactos de gran intensidad. Incluso en esas semanas iniciales, s贸lo un 1% de la poblaci贸n cay贸 enferma: se logr贸 identificar a los asintom谩ticos y evitar que propagaran el nuevo coronavirus. Gracias a esos elementos, la tasa de mortalidad se redujo all铆 al 0,3 por ciento.

El art铆culo, 鈥淩espuesta inmune humoral al SARS-CoV-2 en Islandia鈥, destac贸 que el nivel de anticuerpos de las personas recuperadas no se redujo mientras dur贸 el estudio, que adem谩s de masivo fue prolongado: 鈥淣uestros resultados indican que los anticuerpos antivirales contra el SARS-CoV-2 no menguaron durante los primeros cuatro meses despu茅s del diagn贸stico鈥. Eso se verific贸 en m谩s del 90% de los pacientes que superaron la enfermedad.

Si se encontrase una vacuna que generara anticuerpos similarmente duraderos, 鈥渉abr铆a esperanza de que la inmunidad del hu茅sped de este virus impredecible y altamente contagioso no fuera fugaz y resultara similar a aquella que producen la mayor铆a de las dem谩s infecciones virales鈥, escribieron Alter y Seder en su comentario al estudio.

Kari Stefansson, consejero delegado de deCODE y autor principal del texto, emple贸 dos tipos de pruebas 鈥渁ltamente sensibles y espec铆ficas鈥, siguieron. Sus an谩lisis de diferentes anticuerpos, 鈥渃apturados a trav茅s de diferentes ant铆genos del SARS-CoV-2鈥, mostraron 鈥渦na instant谩nea sin precedentes鈥 del modo en que surgen y se mantienen los anticuerpos tras la invasi贸n del coronavirus a las c茅lulas.

鈥淎 diferencia de la detecci贸n de pat贸genos, que s贸lo es posible de manera transitoria, en el momento de la deposici贸n de los pat贸genos en aquellos lugares donde se recoge el material para el diagn贸stico, los anticuerpos son marcadores duraderos de una infecci贸n, que proporcionan informaci贸n cr铆tica sobre las tasas de infecci贸n a nivel de poblaci贸n鈥, agregaron los comentaristas. En su opini贸n, este trabajo es otra prueba de la importancia de los an谩lisis de anticuerpos, m谩s que los an谩lisis sobre la presencia del virus en s铆, para obtener la informaci贸n necesaria para terminar la pandemia.

鈥淐ontrariamente a los informes recientes鈥, que sugieren que las pruebas que detectan el material gen茅tico del nuevo coronavirus alcanzan para el rastreo y la contenci贸n del COVID-19, 鈥渆l costo, la complejidad y la naturaleza transitoria de esas pruebas las convierten en una m茅trica incompleta de la propagaci贸n viral a nivel de poblaci贸n鈥. En cambio, 鈥渓a evaluaci贸n precisa de los anticuerpos puede brindar informaci贸n demogr谩fica importante sobre la exposici贸n a los pat贸genos, facilitar la comprensi贸n del papel de los anticuerpos en la inmunidad y orientar el desarrollo de la vacuna鈥.

Como ejemplo se帽alaron que Stefansson y sus colegas calcularon que un 56% de las personas con anticuerpos tambi茅n hab铆an obtenido un positivo en el estudio de detecci贸n del SARS-CoV-2, lo cual estim贸 que m谩s de la tercera parte de los que ten铆an anticuerpos nunca supieron que estuvieron infectados mientras dur贸 el paso del coronavirus por su organismo. 鈥淓so demuestra que las pruebas de anticuerpos capturaron un porcentaje mayor de las exposiciones鈥.

Como datos accesorios el estudio se帽al贸 que se confirmaron niveles m谩s elevados de anticuerpos en los adultos mayores y en las personas hospitalizadas y m谩s reducidos entre los fumadores y las mujeres que sufrieron los cuadros menos graves.

鈥淟a observaci贸n m谩s sorprendente fue que los anticuerpos permanecieron estables durante los cuatro meses posteriores al diagn贸stico鈥, subrayaron Alter y Seder. 鈥淎 diferencia de estudios anteriores, este sugiri贸 que la inmunidad humoral del SARS-CoV-2 podr铆a ser estable鈥.

La falla principal de los estudios previos es que s贸lo captaron la primera ola de anticuerpos que, en efecto, dura poco, ya que su fin es trabajar en el periodo agudo de la infecci贸n. 鈥淓l muestreo posterior o durante un per铆odo m谩s largo de tiempo puede proporcionar un reflejo m谩s exacto de los patrones de decaimiento de la respuesta inmunol贸gica. En este sentido, en el estudio de Islandia se observ贸 un aumento y una decadencia temprana de los anticuerpos, pero con una p茅rdida limitada de anticuerpos en momentos posteriores, conclusi贸n que apunta a una inmunidad estable contra el SARS-CoV-2 durante al menos cuatro meses despu茅s de la infecci贸n鈥, cerraron.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*