Último momento

Último parte: aún no hay “ningún indicio del submarino”

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, señaló en conferencia de prensa que tras la certeza de que hubo una “implosión” no se logró ubicar el ARA San Juan. Dijo que la situación del oxígeno es crítica.

El vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi, informó esta noche que aún no se logró ubicar al desaparecido submarino “ARA San Juan”, al que se busca intensamente en la zona donde se produjo una explosión ocho días atrás.

Balbi informó que seis buques se encuentran realizando un “barrido del fondo” en la zona del mar Argentino donde se registró la explosión.

Del operativo en ese sector participan también tres aeronaves, mientras que tres destructores y una corbeta rastrillan un área cercana.

Balbi dijo que las condiciones climáticas permitieron el patrullado marítimo pese a los pronósticos meteorológicos desalentadores.

Señaló que “ninguna unidad zarpa o decola si no está en condiciones operativas de navegar o volar”, al descartar las versiones que indicaban que el desaparecido submarino “ARA San Juan” no estaba apto para salir al mar.

“La antiguedad no implica su obsolecencia”, dijo Balbi, quien negó que el “San Juan” presentara deficiencias de mantenimiento.

Balbi refutó también que la Armada haya ocultado información y reiteró que la confirmación sobre “la anomalía hidroacústica se recibió ayer a la tarde”.

Resaltó, además, que “se cumplió en tiempo y forma el plan de búsqueda” que fijan los protocolos internacionales.

El vocero dijo que aún “hay que detectar en qué lugar está el submarino”, como para verificar “en qué posición está y a qué profundidad”, datos indispensables para planificar su posible rescate.

Balbi se negó a confirmar las declaraciones de los familiares de los tripulantes -quienes afirmaron que ya les fue comunicado que habían muerto- “hasta tanto no tengamos una evidencia certera” sobre la localización del submarino y su estado.

Ex tripulante dijo que la nave estaba en buenas condiciones

Es Francisco Gallier, quien integró la dotación del submarino hasta 2011. “Estaba en buenas condiciones de navegar”, aseguró a Cadena 3. “Hasta que no lo encuentren, no puedo decir qué pasó”, señaló.

Gallier, quien se retiró en 2011, contó que a principios de año el buque desaparecido estuvo en Buenos Aires y él lo fue a visitar, constatando que se encontraba en “perfectas condiciones”.

“Salió de una reparación monstruosa, conocida como de ‘media vida’, en la que se abre el casco por la mitad y se le quita todo lo que tiene en el interior y se ponen elementos nuevos”, detalló.

Consultado acerca de lo que pudo haber sucedido, respondió: “Hasta que no lo encuentre, no puedo decir qué pasó”.

En ese contexto, explicó que siempre, antes de zarpar, se hacen “chequeos de 48 horas”, en los que cada tripulante controla minuciosamente los mecanismos que tiene a su cargo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*