脷ltimo momento

Trump profundiza la guerra comercial contra China sin medir consecuencias

Ante el nulo avance de las negociaciones, Trump anunci贸 v铆a Twitter que gravar谩 todos los productos Chinos con 10% de arancel.

Ante el escaso avance en las negociaciones comerciales con China, Donald Trump parece decidido a poner la guerra comercial con Pek铆n a toda m谩quina. El presidente de Estados Unidos anunci贸 este jueves, a trav茅s de Twitter, que a partir del 1 de septiembre los productos chinos que hasta ahora no hab铆an sido gravados 鈥攁proximadamente unos 300.000 millones de d贸lares鈥 recibir谩n un arancel del 10%. Es decir, EE UU gravar谩 todos los productos chinos que entren por sus fronteras, lo que tendr谩 impacto tanto en el bolsillo de los consumidores como en las tasas de crecimiento previstas en todo el mundo. Trump dice querer continuar las negociaciones con Pek铆n, pero las posibilidades reales de acuerdo se alejan d铆a a d铆a.

El anuncio se produjo tras la reuni贸n de Trump con el representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en la Casa Blanca a su regreso de la ronda negociadora con China que ha tenido lugar esta semana en Shangh谩i. El republicano asegur贸, en un primer tuit, que las discusiones con China hab铆an sido 鈥渃onstructivas鈥 pero inmediatamente despu茅s pas贸 a reprochar a Pek铆n sus varios incumplimientos y a recordar que el acuerdo se esperaba para hace tres meses.

Por un lado, el republicano insisti贸 en que China se comprometi贸 a comprar mayor cantidad de productos agr铆colas, uno de los sectores m谩s afectados por la guerra comercial en EE UU. 鈥淧ero hasta ahora no lo ha hecho鈥, se quej贸. Tampoco Pek铆n puso fin a las ventas de fentanilo a empresas estadounidenses, como le prometi贸 el presidente Xi Jinping en la reuni贸n que ambos mantuvieron en el G20 de finales de junio en Jap贸n. Como se sabe, el fentanilo es responsable por el aumento en la adicci贸n a los opi谩ceos en EE UU y provoca una oleada de muertes en el pa铆s.

Pese a ello, Trump insisti贸 en que 鈥渓as conversaciones contin煤an鈥 鈥攅n principio deber铆an reanudarse en septiembre鈥 y confi贸 en que el di谩logo abierto acabe dando frutos. Pero eso no le impidi贸 anunciar el arancel del 10% a partir del 1 de septiembre sobre importaciones chinas por valor de 300.000 millones de d贸lares, que se sumar谩n as铆 al gravamen del 25% que ya soportan productos chinos por 250.000 millones. En 2018, EE UU import贸 bienes chinos por 557.900 millones de d贸lares, seg煤n el Departamento de Comercio, as铆 que pr谩cticamente la totalidad de esas compras estar铆an gravadas.

La reuni贸n en Shangh谩i dur贸 menos de lo esperado, una clara evidencia de que no se registraron avances m谩s all谩 de mostrar disposici贸n a seguir dialogando. Y ante ese escenario, en el que cada d铆a se alejan las posibilidades reales de un acuerdo entre las dos potencias y que va forzando a empresas y consumidores a buscar alternativas, el presidente volv铆a a jugar con la mira puesta en 2020. Seg煤n Trump, los chinos buscan retrasar deliberadamente el proceso con la esperanza de que los dem贸cratas ganen las elecciones de 2020. 鈥淪aben que si yo gano el acuerdo ser谩 mucho m谩s duro鈥, declar贸 esta semana el presidente, que insiste en que solo firmar谩 un pacto que sea bueno para Estados Unidos.

La guerra comercial se desat贸 el a帽o pasado cuando la Casa Blanca decidi贸 iniciar la escalada arancelaria sobre productos industriales chinos por valor de 50.000 millones de d贸lares, que fue respondida con medidas similares por Pek铆n. A partir de entonces ambos pa铆ses abrieron una mesa de negociaci贸n que, pese a las varias rondas negociadoras y las treguas declaradas tras las reuniones de los dos presidentes 鈥攅n diciembre, en Argentina y en junio, en Jap贸n鈥 no ha evitado la escalada arancelaria.

Hasta ahora, los agricultores y las grandes empresas eran los principales perjudicados por los aranceles sobre China. Compa帽铆as como el gigante de la maquinaria Caterpillar o la aeroespacial Boeing se ve铆an obligados a pagar m谩s por las materias primas o los bienes intermedios que compraban a China para fabricar sus propios productos. Pero los nuevos aranceles golpear谩n b谩sicamente a bienes de consumo, desde tel茅fonos m贸viles, como los componentes que Apple utiliza para sus iPhone o sus ordenadores Mac, a ropa y calzado. 鈥淓l presidente Trump est谩 utilizando a las familias estadounidenses de rehenes en sus negociaciones鈥, aseguraba el presidente de los vendedores de calzado, Matt Priest, en respuesta al anuncio presidencial.

Justo este jueves, Peter Navarro, el principal asesor del presidente en cuestiones comerciales y uno de los halcones de la Casa Blanca, defend铆a el beneficio de los aranceles. 鈥淪on buenos鈥, coment贸 en Fox News, 鈥減orque aumentan la recaudaci贸n鈥. La Casa Blanca, sin embargo, ya ha aprobado varios planes de ayudas a los agricultores por m谩s de 15.000 millones de d贸lares.

El anuncio fue recibido con pesimismo en Wall Street. Los 铆ndices de referencia en el mercado neoyorquino sub铆an m谩s de un 1% al arrancar la sesi贸n del jueves. Hasta que el presidente lanz贸 sus mensajes y dieron un vuelco en segundos, para pasar a caer cerca de un 1% al cierre. Reflejo del impacto que puede tener la tensi贸n arancelaria en la econom铆a, el precio del barril de petr贸leo cay贸 casi un 8%, en la peor jornada en cuatro a帽os.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*