Último momento

«Trataré de volver a la normalidad», dijo el joven liberado

Pablo Ventura dijo luego de recuperar la libertad que la Policía lo trató «muy bien». Afirma que no estuvo en la ciudad cuando Fernando Báez Sosa fue asesinado a golpes.

Pablo Ventura, el joven excarcelado este martes tras pasar cuatro noches detenido como sospechoso del crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, aseguró este miércoles que tratará de «volver a la normalidad» tras ser acusado del homicidio y dijo que tanto la policía como la Justicia lo trataron «muy bien».

«Voy a tratar de ir volviendo a la normalidad», expresó Ventura junto a su padre en una entrevista con el canal C5N.

Y apuntó: «Me siento mejor por suerte. Fue muy difícil. Me trataron muy bien. Todavía no caigo».

En rueda de prensa, el joven aseguró posteriormente que está bien y que se siente “un poco mejor pese a que está “shockeado” y “un poco angustiado”.

Indicó que a los rugbiers detenidos los conocía de vista de la ciudad. En ese sentido, su padre dijo que el muchacho liberado tuvo un altercado con un de ellos hace muchos años, cuando era más chico, pero que no fue nada importante.

“No tengo ninguna situación de odio (hacia los rugbiers que lo acusaron). Es difícil la situación que se vive (…) Me sentía mal, triste. Sigo shockeado, pero un poco mejor. No sabía qué pensar en ese momento (de la detención). Estaba muy seguro, yo sabía que no estuve en Gesell”, relató y reforzó que esa noche la pasó en lo de un amigo en Zárate.

Por su parte, el padre del chico, José María Ventura, se mostró agradecido con los funcionarios judiciales que trataron el caso.

«Estoy muy agradecido con el fiscal. Entiendo los tiempos de la Justicia. Las horas para mí eran semanas, pero entiendo que es su trabajo», destacó.

A su vez, reforzó su hipótesis de que los jóvenes detenidos culparon a su hijo por una «broma» recurrente que hacían cuando sucedía alguna «pavada». Según afirmó, decían «fue Pablo Ventura».

«Estos chicos cuando los allanan no sabían que habían asesinado a una persona. Entonces tiraron el nombre de Pablo Ventura como haciendo un chiste. Estoy seguro que fue así», subrayó.

Acerca del estado de su hijo, el hombre sostuvo que este martes lo vio «muy mal» y «quebrado totalmente». Remarcó que es «un chico sano, deportista» y sumó que Pablo no pudo dormir hasta pasadas las 3 de la mañana y que se la pasó vomitando.

«Estoy contento porque se hizo justicia y mi hijo está libre. Siento mucho dolor por otro lado por Fernando, que lo mataron como a un perro. Siento mucho dolor por esa familia, que debe estar destrozada», detalló.

Y lamentó: «Que Dios ayude a estos chicos. La malicia que tuvieron con nuestra familia fue increíble».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*