Último momento

Talleres quebró su racha ganadora y empató con Arsenal

El «Matador» igualó sin goles ante Arsenal en el estadio Mario Alberto Kempes. La «T» se llevó un punto, luego de cinco victorias seguidas.

ta

Luego de cinco triunfos consecutivos, Talleres de Córdoba detuvo su marcha al lograr un magro empate en cero ante Arsenal de Sarandí, al cabo de un intenso encuentro disputado esta noche en el estadio «Mario Alberto Kempes», en el marco de la undécima jornada del torneo de Primera División.

La soberbia actuación del arquero Santillo en la visita, que incluyó un penal atajado a Klusener a los 27 minutos del complemento, fue determinante en el resultado final, entre un dueño de casa que atacó de manera desordenada y un Arsenal que se llevó el punto que vino a buscar a la «Docta».

El vertiginoso andar inicial del equipo cordobés insinuaba una rápida ventaja a su favor que el correr del reloj comenzó a desmentir.

Un poco por unas cuantas decisiones erróneas a la hora de definir sus recurrentes aproximaciones y otro tanto por varias excelentes intervenciones del arquero Santillo.

En una de ellas el experimentado guardavalla del conjunto del «Viaducto» descolgó desde el ángulo superior derecho un disparo bombeado de Ramírez desde fuera del área que tenía destino de red a los diez minutos de la primera etapa.

Promediando el período inicial el visitante salió progresivamente del asedio mostrando un orden en el retroceso que no tenía, seguramente logrado por el nuevo cuerpo técnico aunque siguió adoleciendo de una alarmante falta de profundidad, defecto recurrente en el que no advierte ninguna mejoría.

El complemento potenció la búsqueda del conjunto de Kudelka ante un equipo del «Viaducto» más que conforme con la unidad que se estaba llevando del Mundialista pero corriendo serios riesgos que un desajuste defensivo tire por la borda tan empecinada resistencia.

Una mano casual en el área de Marín que Lamolina no consideró como tal, le dio la chance al dueño de casa de colocarse en ventaja a través de la ejecución de Klusener, pero nuevamente Santillo, en una noche consagratoria, le detuvo el anunciado remate al delantero «tallarín» sobre su palo derecho, mientras que el rechazo no pudo ser capturado por Palacios, quien molestado por Bottinelli estrelló su débil remate en el otro poste.

En los últimos minutos se advirtió que el local perdió un tanto la línea ya que sus ataques en forma de misceláneas permitían advertir un marcado enceguecimiento al momento de llegar al área.

Las pocas veces que logró colocar un hombre mano a mano con el golero de la visita, le permitieron a éste lucirse y convertirse en factótum de un empate que solo se puede justificar por el sorpresivo nivel del citado guardavalla, quien a los 36 años seguramente disputó el mejor partido de su larga trayectoria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*