√öltimo momento

Talleres ganó y sube en la tabla

Fue en el remozado Kempes, con un golazo de volea de Men√©ndez. La “T” qued√≥ a 11 puntos de Boca, con una fecha menos. Est√° en zona de Sudamericana. En la visita se fue expulsado Parnisari

Talleres de Córdoba derrotó como local a Olimpo de Bahía Blanca por 1 a 0 y, además de meterse en el pelotón de arriba, dejó a su rival en puestos de descenso, al cabo de un aceptable encuentro disputado este lunes a la noche en el remodelado estadio Mario Alberto Kempes, en el marco de la decimoséptima jornada del torneo de Primera División.

Jonathan Menéndez, a los 10 minutos del complemento, anotó la conquista del equipo local, que ahora quedó décimo en el certamen, a 11 puntos del líder Boca, pero con una fecha menos.

La formación bahiense terminó con un hombre menos por la expulsión de Ezequiel Parnisari, a los 30 minutos del segundo período.

Con esta derrota, el conjunto visitante entró en los puestos de descenso, de los cuales logró salir por el momento Arsenal.

Echando por tierra la teor√≠a que a priori convertir√≠a al due√Īo de casa en dominador absoluto de las acciones, Olimpo le complic√≥ el partido al elenco mediterr√°neo desde su mismo inicio en base a un inteligente planteo t√°ctico que logr√≥ controlarlo y que a su vez le permiti√≥ atacar en forma espor√°dica.

Los primeros treinta y cinco minutos del cotejo mostraron un desarrollo monocorde entre dos formaciones que se prestaban el balón en la mitad de la cancha y que no lograban comprometer a sendos guardavallas.

Como por arte de magia y a partir de ese preciso instante, el conjunto de Kudelka empezó a ejercer una notoria supremacía sobre el equipo de Sciacqua, en desmedro de un adversario que empezó a sentir una lógica merma física, producto del incesante pressing practicado desde el mismo momento en que Echenique dio el pitazo inicial.

Con Palacios encendido, sumado al gran segundo tiempo de Reynoso y tras adelantarse ostensiblemente en el terreno, el local comenzó a hacerle sentir el rigor a un Olimpo que se iba desdibujando sin tregua con el transcurrir del cronómetro.

Al comienzo de la etapa, final Ramis malogró un gol increíble debajo del arco en plena área chica y con Gabbarini pidiendo clemencia, preanuncio de la preciosa volea de Menéndez, quien empalmó de lleno un centro ejecutado desde la derecha por Leonardo Godoy, a pocos minutos de iniciada la etapa final y que le colocó justicia al marcador parcial.

A la altura de la citada conquista Talleres, se estaba constituyendo en amplio dominador ante un oponente que, luego de dar batalla en buena parte del desarrollo, no encontró respuestas futbolísticas ni anímicas como para revertir el resultado una vez en desventaja.

La formaci√≥n bahiense se mostraba con problemas para contener las embestidas del anfitri√≥n. La justificada expulsi√≥n de Parnisari, quien “rindi√©ndole homenaje” al m√≠tico programa “Titanes en el ring” se arroj√≥ irresponsablemente sobre la humanidad de Palacios practicando una temeraria patada voladora, bien podr√≠a haberle ocasionado una seria lesi√≥n al damnificado.

De manera imprevista y luego de un inexplicable quedo final, la “T” estuvo a punto de perder dos unidades luego de que Strahman definiera sobre la salida de Herrera a dos minutos del cierre, haciendo rozar el bal√≥n con el palo derecho del golero de Talleres.

Dicha eventual conquista habr√≠a oficiado de excesivo castigo para un conjunto cordob√©s que despilfarr√≥ varias situaciones para llegar con m√°s aire al final del match, ante un rival que, pese a la inferioridad apuntada, estuvo muy cerca de darle un “dolor de cabeza” a la nutrida concurrencia que se dio cita en el remozado estadio mundialista, que, dicho sea de paso, mostr√≥ un c√©sped en buen estado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*