√öltimo momento

Se sienten inseguros m√°s del 80% de los argentinos

Tienen temor a ser v√≠ctimas de alg√ļn hecho delictivo en sus casas, barrios o en la v√≠a p√ļblica. El porcentaje se mantiene -con ligeras variantes- desde hace cinco a√Īos. Efectos negativos en la salud.

Inseguridad

M√°s del 80 por ciento de las personas se sienten inseguras en su casa, barrio o v√≠a p√ļblica hace cinco a√Īos y consideran que tienen altas probabilidades de convertirse en v√≠ctimas de un delito, revel√≥ el informe “Victimizaci√≥n e inseguridad subjetiva en la poblaci√≥n urbana de la Argentina (2010-2015)”, que fue elaborado por la Universidad Cat√≥lica Argentina (UCA).

Así, el estudio precisó que en 2010, el 83,3% de las personas se sentían inseguras; en 2011, el 80,5; en 2012, el 86,2; en 2013, el 85,7; en 2014, el 88, y en 2015, el 87,3%.

“Si bien se evidencia una leve ca√≠da en 2011 producto del escenario optimista postelectoral con la reelecci√≥n de Cristina Fern√°ndez de Kirchner, en los a√Īos posteriores el indicador fue en ascenso habiendo alcanzado durante 2014 su porcentaje m√°s alto con un 88% y manteni√©ndose estable en 2015, con apenas un descenso del 0,7%”, precis√≥ el documento.

Para el estudio, se encuest√≥ a mayores de 18 a√Īos residentes en aglomerados urbanos con 80 mil habitantes o m√°s, que fueron reunidos en tres grandes grupos: Gran Buenos Aires (GBA), Otras √Āreas Metropolitanas (OAM) y Resto urbano.

El grupo GBA comprendía a la Ciudad de Buenos Aires, Conurbano Zona Norte, Oeste y Sur; por OAM se entendía Gran Rosario, Gran Córdoba, San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo y Gran Mendoza; y por Resto urbano Mar del Plata, Gran Salta, Gran Paraná, Gran Resistencia, Gran San Juan, Neuquén-Plottier-Cipoletti, Zárate, La Rioja, Goya, San Rafael, Comodoro Rivadavia y Ushuaia-Río Grande.

El tama√Īo de la muestra fue de 5.683 casos para cada a√Īo (2010-2015). Si bien se registr√≥ una ca√≠da de casi el 10% respecto a 2014, el relevamiento demostr√≥ que la inseguridad aparece desde 2010 como la mayor preocupaci√≥n de la poblaci√≥n urbana de 18 a√Īos y m√°s.

“Esa ca√≠da puede deberse a que en 2015 se elev√≥ la preocupaci√≥n por la pobreza y la desigualdad social (15% contra 11,4%) y la corrupci√≥n (8,4% contra 6,8%) con respecto a 2014. Adem√°s, el 6,8% de las personas empezaron a considerar al narcotr√°fico como un problema importante en el pa√≠s”, explic√≥ la UCA.

Asimismo, se observ√≥ un constante crecimiento de la delincuencia entre los a√Īos 2010 y 2014, porcentaje que disminuy√≥ un 3,4% entre 2014 y 2015: un 27,7% de las personas o alg√ļn miembro de su familia fue v√≠ctima de alg√ļn hecho de delincuencia o violencia en 2015, en comparaci√≥n al 31,1% de 2014.

“Respecto a los hechos de delincuencia o violencia se advirti√≥ que el grupo m√°s victimizado pertenece a la clase media no profesional (32%), en comparaci√≥n con la clase trabajadora marginal (24%)”, se√Īal√≥ el documento, que advirti√≥ que en cuanto al nivel socioecon√≥mico “el mayor porcentaje de personas que sufrieron alg√ļn hecho delictivo o violento forma parte de la clase media baja (31,6%), mientras que el 21,4% pertenece a la clase muy baja”.

Al analizar las características de los individuos, se deduce que las mujeres se sienten apenas más inseguras que los varones con apenas 4 porcentuales de diferencia (89,4% contra 85%).

Por otra parte, siente inseguridad el 89,1% de las personas de 35 a 59 a√Īos, as√≠ como el 89,2% de las que no terminaron el secundario, en comparaci√≥n con el 85,6% de quienes lo completaron.

Adem√°s, los datos muestran que s√≥lo el 47% realiza la denuncia policial luego de haber sido v√≠ctima de alg√ļn delito: “Los que m√°s denuncian pertenecen a la clase media -profesional y no profesional-, mientras que el mayor porcentaje de personas que no denuncian pertenece a la clase obrera, al nivel socio econ√≥mico muy bajo”.

Ansiedad y depresión

Por √ļltimo, los resultados demostraron los efectos que tiene la inseguridad en el bienestar y salud mental de las personas, destacando que “el malestar psicol√≥gico tiende a agravarse en los casos en que se sufri√≥ un hecho de delincuencia o violencia”.

“El 22,9% que presenta s√≠ntomas de ansiedad y depresi√≥n fueron v√≠ctimas de delito, contra el 19,5% que presenta los mismos indicadores de inquietud, nerviosismo, desesperanza y tristeza pero que no fueron v√≠ctimas”, afirm√≥ el estudio.

El informe de la UCA concluy√≥: “La inseguridad es una de las mayores problem√°ticas sociales que hoy en d√≠a caracteriza a los ciudadanos argentinos. Es un problema social, actual y relevante que tiene consecuencias sobre todo en lo subjetivo y en la percepci√≥n del contexto social. La brecha entre la percepci√≥n de inseguridad y las condiciones objetivas de criminalidad y violencia alimenta la alienaci√≥n social de los ciudadanos y disminuye su calidad de vida”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*