脷ltimo momento

Se ahog贸 un periodista del diario Ol茅 en Florian贸polis

Se trata de Marcelo Pagliaccio, conocido como “Paglia”. El diario deportivo lament贸 el fallecimiento en un texto desgarrador. El cronista de 32 a帽os vacacionaba en Brasil con amigos.

Marcelo Pagliaccio, periodista argentino que trabajaba en el diario deportivo Ol茅, muri贸 ahogado este mi茅rcoles cuando vacacionaba con amigos en Florian贸polis, Brasil.

El cronista, de 32 a帽os, aparentemente hab铆a participado de un tour que llevaba a una fiesta y en el regreso algunos del grupo decidieron meterse al mar en el amanecer.

En ese momento, Pagliaccio se habr铆a desvanecido en el agua cerca de la orilla, seg煤n contaron sus amigos. Intentaron salvarlo con Reanimaci贸n Cardiopulmonar (RCP) y en un principio habr铆a reaccionado, pero muri贸 camino al hospital.

Las hermanas del joven viajar谩n a Brasil en las pr贸ximas horas para repatriar el cuerpo, seg煤n public贸 Clar铆n. El c贸nsul en la ciudad brasile帽a, Gustavo Coppa, se puso a disposici贸n de la familia.

El diario Ol茅 public贸 un emotivo comunicado a pocas horas de conocerse la noticia, en el que destacaron la personalidad de 鈥淧aglia鈥 y lamentaron profundamente el episodio.

El comunicado completo de Ol茅

Dolor y m谩s dolor. Porque se nos fue un gran pibe. Porque ten铆a mucho por vivir. Porque Paglia, como lo llam谩bamos todos, era eso: un gran pibe. Ol茅 est谩 de luto. Porque la muerte de Marcelo Pagliaccio es una mierda. Porque no queremos escribir m谩s sobre compa帽eros que deber铆an estar con nosotros y no est谩n. Porque ten铆a 32 a帽os. Porque desde que lleg贸 hace diez a帽os y se sum贸 a la movida digital que reci茅n arrancaba en Ol茅, creci贸 como periodista con todos. Porque ese fan谩tico del f煤tbol italiano y de la Fiorentina en particular, era un potente goleador y llevaba la iron铆a a flor de piel.

Entre las discusiones sobre c贸mo abordar un tema o el otro, de repente llega el llamado que nadie est谩 preparado para recibir. Y uno se pone la coraza de la negaci贸n creyendo que no est谩 confirmado, que no es 茅l, que no le pas贸, que no puede ser. Y el dolor vuelve. El mismo que sentimos cuando se muri贸 el Topo L贸pez cuando hac铆a la cobertura del Mundial 2014. La desolaci贸n, el abrazo entre todos y las l谩grimas tratando de aceptar que Paglia no va a estar m谩s con nosotros para esos mates entre computadoras, esas salidas con amigos que se hizo en Ol茅, esas charlas de cualquier tema, esas escapadas a la Bombonera.

驴C贸mo entender o aceptar que de vacaciones so帽adas en Florian贸polis te pase esto? Ver el amanecer y meterse al mar con la salida del sol se transform贸 en el plan fatal. Los datos m茅dicos confirmar谩n si se desvaneci贸, si tuvo un problema card铆aco y despu茅s se ahog贸, pero qu茅 nos importa. Las ma帽anas de Ol茅 no tendr谩n m谩s su humor ni sus enojos, sus risas y sus broncas, su predisposici贸n constante. Porque ese pibe que se ven铆a generalmente bien temprano de Derqui a Constituci贸n a laburar todos los d铆as se nos fue much铆simo antes de lo que deb铆a. El dolor nos impide escribir mucho m谩s porque estamos de luto y s贸lo queremos llorar.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*