Último momento

River le ganó 3-1 a Boca y es el campeón de la Copa Libertadores

Benedetto marcó el único gol de Boca. Pratto lo empató al inicio del segundo tiempo. Los goles de Quintero y Martínez le dieron el campeonato a River en el alargue.

La historia entre River y Boca se define en el estadio del Real Madrid, lejos del Monumental. El conjunto de Guillermo Barros Schelotto se fue al descanso ganando 1-0 gracias a Darío Benedetto. Pero los de Gallardo salieron con todo y a los 68′ Lucas Pratto igualó el encuentro. Ahora, se juega el alargue: Boca con uno menos.

El 11 de noviembre fue el primer encuentro en la Bombonera entre Boca y River por la fina de la Copa libertadores, y quedó 2 a 2. Un resultado que anhela definición hace casi un mes y que por fin llegó este domingo, aunque lejos de Argentina: en Madrid.

En los primeros minutos no se sacan diferencia, River está más impreciso y Boca en los primeros 30′ tuvo las dos chances más claras de gol.

A los 10 del primer tiempo, Pablo Pérez tuvo la jugada de mayor riesgo pero Franco Armani controló la pelota sin dificultad. La jugada surge de una falta por la que Ponzio recibe la primera tarjeta amarilla del encuentro.

La segunda jugada de riesgo de los Xeneizes fue desdibujada por Milton Casco. En un nuevo tiro libre para Boca en el borde del área, Benedetto la impactó en la barrera y el rebote le quedó a Pérez. El capitán remató cruzado pero Casco no lo dejó gritar lo que era el primer gol del encuentro.

La más clara para el conjunto que hace de local fue a los 40′ y parte de una pelota interceptada por Armani en su área. El contraataque fue la jugada más clara de River pero el remate del Pity Martínez se fue por arriba del travesaño.

River se muestra incómodo y Boca no aprovechó las chances que le quedaron en los pies a Pérez que fue amonsatado a los 42′ del PT por un pisoton a Enzo Pérez.
Y de contra, Boca logra quebrar el marcador. Con un magistral pase de Nahitán Nández, Benedetto deja en el camino a Maidana y logra vencer a Armani para que Boca se vaya al descanso ganando por 1-0 en el Bernabéu. River no hizo pie en los primeros 45.

A los 3′ del ST, River tuvo la posibilidad de empatar el partido en los pies de Nacho Fernández tras una excelente pared con Pratto. La pelota se fue cerca del ángulo izquierdo de Andrada y el conjunto millonario va decidido a encontrar su gol.

Andrada choca a Pratto que ingresaba al área en busca de la pelota, a simple vista era penal para River, pero el árbitro Cuhna cobró falta en ataque del delantero de La Banda.

Sin Ponzio en la cancha y con Juanfer Quinteros entre los 11 de Gallardo, River va en busca del empate. Los mellizos también mueven el banco y sale el goleador de Boca en la Copa Libertadores. En su lugar ingresa Wanchope Ábila a los 62′.
A los 67′ River encuentra el gol y el marcador queda 1-1. Boca descuidó la banda izquierda y el Millonario lo aprovechó con una gran jugada entre Palacios, Fernández y Pratto, que conectó la pelota para desgarrar la garganta de los fanáticos de River.

A los 74′, Matías Biscay vuelve a meter mano en el equipo: salió Montiel e ingresó Camilo Mayada. River está mejor en la segunda parte del encuentro, Boca se desdubujó.
Otra jugada polémica en el encuentro se vivió a los 77′: Nández estaba a punto de rematar cuando Pinola se lo impide con una plancha. El árbitro sancionó tiro libre indirecto dentro del área. Luego de los reclamos, Olaza intentó sorprender por debajo de la barrera pero esta no logró pasar a los jugadores de River.

River suma tres amonestados: Nacho Fernándes y Maidana, vieron la amarilla en el segundo tiempo y son los dos que siguen en el campo de juego. El otro es Ponzio. Boca sumó a Barrios a su lista de amonestados de Boca cuando este tacleó al Pity Martínez.
Sin resto físico, salió Pablo Pérez y en su lugar ingresó el ex Real Madrid, Fernando Gago.
Los noventa minutos no fueron suficientes y la final quedó igualada. Ante esta situación se juegan 30′ de alargue.
Boca se queda con 10 tras la expulsión de Wilmar Barrios. El mediocampista vio la segunda amarilla en la tarde del domingo por una infracción contra Exequiel Fernández. El mellizo metió mano en el equipo: ingresó Jara en lugar de Villa.

Mientras que Biscay, hizo el tercer cambio en River: salió Palacios e ingresó el juvenil Julián Álvarez. Los minutos se hacen sentir y son varios los jugadores sentidos físicamente.

El conjunto que actúa de local es el que más activo está, a Boca le cuesta aguantar la pelota. La más clara del primer suplementario vino de los botines de Pity Martínez, que encontró en un centro atrás a Álvarez, que patió desviado. El Pity indica el camino a River para llegar al gol.
Los jugadores de Boca estan exaustos y River no afloja. En el inicio del segundo complementario, el Millonario aprovechó y a los 109′ Quinetro le da el triunfo provisorio a los de Núñez.

Salió Buffarini y Boca se quedó sin cambios con el ingreso de Carlos Tévez a 7′ de que se defina la final de la Copa Libertadores. Y por el lado de River, ingresó Zuculini en lugar de Nacho Fernández.
Boca saca fuerza de todos lados y hasta Andrada va a cabezear los córners. La pelota no entra y las malas noticias siguen llegando al banco de Boca porque Gago se retiró lesionado: “Otra vez el tendón” dijo y el Xeneize juga con nueve.

Boca lo buscó pero el Pity Martínez sentenció el partido 3-1 para darle una nueva Copa Libertadores. La pelota estaba en el área de River y Andrada también, el rebote le quedó al Pity y este no dudó. Los hinchas explotaron y la copa quedó en manos de River.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*