Último momento

Presupuesto: insultos y reclamos en el debate de Diputados

Tras dos cuartos intermedios, por los incidentes en las afueras del Congreso, se retomó la sesión.

En una convulsionada sesión la Cámara de Diputados debatió el proyecto de Presupuesto 2019, con dos cuartos intermedios, debido a la represión que se realizó en las afueras del edificio que se mantiene vallado, consolidando finalmente su aprobación.

A las 17 Emilio Monzó, titular del cuerpo legislativo, retomó el debate y comunicó que se conformará una comisión para conocer la situación de los detenidos y que estará presente en el edificio el subsecretario de Seguridad de la Ciudad para informar sobre el operativo.

El momento más caliente de la tarde se vivió cuando un grupo de legisladores del FIT, el FpV y el Evita avanzó, hasta el atril de la presidencia, para reclamar que se interrupa la sesión frente a las noticias de represión. Los insultos, los forcejeos y las agreciones entre legisladores llegaron a que el diputado Nicolas Massott y Daniel Filmus estuvieran cerca de agarrarse a trompadas.

Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto, inició la discusión con la justificación del acuerdo con el FMI al decir: “Somos un alcohólico que intentaba recuperarse pero el mercado no nos cree”.

El diputado del PRO hizo hincapié en el déficit fiscal como el causante del aumento de la pobreza y las crisis de los últimos 50 años. “El descontrol de las cuentas públicas no es del kichnerismo, en esto muchachos hay que reconocer, ustedes fueron quizás los mejores pero no los únicos”, afirmó

“Patria si, colonia no” coreó el bloque del Frente para la Victoria después que un grupo de diputados de ese espacio llevó una bandera de Estados Unidos hasta el centro del recinto.

Monzó interrumpió el discurso de Axel Kicillof y pidió que se retire la bandera. “Ya fue retratado, en sus bancas no hay problema pero acá no”, señaló.

Kicillof afirmó que los diputados tienen “que votar a ciegas” porque el verdadero presupuesto se va a tratar el viernes en la sede del FMI. “Cambiaron las promesas por una parva de excusas”, ironizó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*