√öltimo momento

Ponen en marcha el plan de pago a m√°s de 2,4 millones de jubilados

La Anses habilitar√° esta semana un sistema de consultas por Internet para que cada interesado sepa si acceder√° al reajuste y al cobro de los juicios; la oferta, en septiembre.

jubiii

Esta semana, cada jubilado podrá saber si está incluido o no en el plan de reajuste de haberes y pago de juicios que pondrá en marcha la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), establecido por la ley 27.260, que fue publicada el viernes pasado en el Boletín Oficial.

Seg√ļn inform√≥ el organismo encargado de pagar las jubilaciones, se habilitar√° una p√°gina de Internet en la que, si se ingresa con una clave personal, se obtendr√° esa informaci√≥n. Esto ocurrir√° apenas se publique la reglamentaci√≥n de la ley referida al programa de “reparaci√≥n hist√≥rica” con los jubilados.

En esta primera etapa, s√≥lo se notificar√° si alguien es alcanzado o no por el plan, que ser√° de adhesi√≥n voluntaria. En los casos en que la persona no sea beneficiada, seg√ļn explicaron en la Anses, podr√° pedir una entrevista para consultar las razones de la exclusi√≥n. El plan alcanza a unos 2,4 millones de jubilados.

Para saber cuál es la oferta que hará en cada caso el Gobierno (es decir, cuál sería el nuevo ingreso mensual y, si correspondiera, el monto de la retroactividad), se deberá esperar hasta septiembre. Sólo a partir de ese mes los jubilados contarán con información suficiente para poder analizar la conveniencia de adherir o no al plan. En caso de aceptar, habrá que suscribir un acuerdo que deberá ser homologado por un juez del fuero de la seguridad social.

Tanto para recibir los datos como para poder suscribir luego el acuerdo, los jubilados deben cumplir con una serie de tr√°mites y requisitos.

El primer tr√°mite es ingresar a la p√°gina de Internet www.anses.gob.ar para generar una clave personal. √Čsta se obtiene completando datos en la Web (hay que hacer clic en la solapa que dice Mi Anses). Para validar la clave elegida, el sistema hace tres preguntas relacionadas con la vida laboral o el cobro de beneficios de la persona interesada. Si se responde todo correctamente, se habilita el c√≥digo sin necesidad de ir personalmente a una oficina de la Anses. Una vez en la p√°gina, se deber√°n verificar los datos personales y de contacto que aparecen consignados.

Otro requisito es registrar la huella digital, algo que más de 3 millones de pasivos ya hicieron en el banco donde cobran habitualmente sus haberes. De no haberlo hecho, y si el banco todavía no tiene el sistema habilitado, el camino es recurrir a alguna unidad de atención de la Anses habilitada para este trámite (no todas lo están). El organismo también está gestionando acuerdos con las entidades bancarias que habilitaron ya el sistema de la huella para que puedan recurrir allí los jubilados que cobran en otros lugares.

√Čste es un paso ineludible para adherirse al plan, porque la firma del acuerdo se har√° “con el dedo”: se utilizar√°n las huellas digitales del beneficiario y de su abogado (por tanto, los profesionales tambi√©n deber√°n hacer antes el empadronamiento).

¬ŅCu√°ntos jubilados est√°n alcanzados por el plan? Seg√ļn ya inform√≥ la Anses, se trata de m√°s de 2,4 millones de personas. De ellas, 60.000 tienen sentencia judicial firme; otras 400.000 tienen su demanda en tr√°mite, y el grupo m√°s numeroso, de unos 2 millones de personas, es el de quienes no se presentaron a la Justicia, pero se les reconoce que cobran menos de lo que deber√≠an, si se toma en cuenta lo dicho por los jueces de la Corte Suprema en sus fallos.

Las sentencias a las que se busca dar cumplimiento con este plan son cuatro, aunque las que abarcan a m√°s personas son dos: el caso Badaro, que estableci√≥ que todas las jubilaciones debieron haber aumentado entre 2002 y 2006 no menos que la variaci√≥n que tuvo un √≠ndice salarial; y Elliff, una causa en la cual se determin√≥ que deben actualizarse los valores hist√≥ricos de las remuneraciones de los √ļltimos 10 a√Īos de vida laboral de la persona, que son considerados en el c√°lculo del haber inicial. Las otras dos causas son “S√°nchez” y “Monz√≥”.

En el rec√°lculo del haber inicial, se actualizar√°n los salarios de los √ļltimos diez a√Īos trabajados en funci√≥n de la evoluci√≥n que tuvo un √≠ndice llamado remuneraci√≥n imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte), que publica la cartera laboral. Los jueces previsionales, en cambio, disponen en sus fallos, y a partir del caso Elliff (en el que, seg√ļn destacan en la Anses, se reconoce como una facultad del organismo elegir un par√°metro de ajuste), la utilizaci√≥n del √≠ndice de salarios b√°sicos de la industria y la construcci√≥n (Isbic), que tuvo por lo general una variaci√≥n m√°s alta. Esto determinar√° diferencias entre lo que est√° pr√≥ximo a ofrecer el Gobierno y lo que podr√≠a conseguirse en un juicio.

jubilaciones-2240973w640

Otra diferencia surgirá, en algunos casos, por el hecho de que el plan de reparación aplicará un tope, que es el haber máximo que rige para el sistema. Ese valor hoy es de $ 36.330 mensuales y se elevará en septiembre por el régimen de movilidad.

Un factor a tener en cuenta al analizar la aceptaci√≥n o no del plan -que, seg√ļn c√°lculos de la Anses, derivar√° en una mejora promedio del ingreso de un 40%- es en qu√© estado est√° el juicio, en caso de exisitir. Y el hecho de que se cuente o no con una sentencia firme. En el Gobierno afirman que, a la par de la implementaci√≥n de este plan, continuar√°n liquidando los fallos que le van llegando desde la Justicia, y para lo cual este a√Īo se presupuestaron $ 12.500 millones.

El programa contempla el reconocimiento de una retroactividad sin l√≠mite temporal para quienes tengan sentencia firme, en tanto que ese pago se limitar√° a cuatro a√Īos en el caso de quienes est√©n con un juicio en tr√°mite (se cuentan dos a√Īos hacia atr√°s desde el momento de la notificaci√≥n de la demanda a la Anses, m√°s el tiempo que haya transcurrido luego).

Los montos retroactivos (que surgen de la diferencia entre lo que se debi√≥ haber cobrado seg√ļn el nuevo c√°lculo y lo que se cobr√≥ efectivamente) se percibir√°n de la siguiente manera: 50% en efectivo y 50% en cuotas trimestrales que se pagar√°n durante 3 a√Īos y ser√°n actualizadas cada 6 meses por el √≠ndice de movilidad.

Para quienes no iniciaron juicio hasta el 30 de mayo pasado, no habrá retroactividades. El nuevo haber será reconocido desde la fecha de aceptación formal de la propuesta, aunque la fecha de inicio del cobro dependerá de cuánto demore el paso de la homologación judicial.

Cómo funcionará el sistema

Paso a paso para hacer la consulta

Inicio de la consulta en internet: ingresar a www.anses.gob.ar y tras clickear en el apartado Mi Anses, generar una clave de la seguridad social

Datos para actualizar: clickear en el √≠cono de Contacto (este √≠cono representa un peque√Īo tel√©fono) y actualizar los datos personales

Registro de huella digital: si a√ļn no lo hizo, registrar la huella digital en el banco donde cobra los haberes o en alguna oficina de atenci√≥n de la Anses

Consulta sobre el ajuste: consultar en la pagina si corresponder√° o no un reajuste del haber

Firma del acuerdo: en septiembre, al conocer la oferta de pago, se podr√° aceptar el acuerdo; se firmar√° con la huella digital del beneficiario y de su abogado

Paso por el juzgado: el acuerdo se transferirá por vía electrónica al fuero de la seguridad social, donde un juez deberá homologarlo

Listo para el cobro: se empezar√° a cobrar el haber actualizado y, de corresponder, el 50% de la retroactividad; el 50% restante se cobrar√° en cuotas

Subir la edad no est√° en la agenda

El jefe de Gabinete, Marcos Pe√Īa, dijo que “no est√° planteado el debate” de subir la edad jubilatoria, y si bien destac√≥ que “es importante crear una comisi√≥n para debatir el futuro del sistema previsional”, sostuvo que “no hay ning√ļn punto de agenda con la edad en este momento”. Pe√Īa se refiri√≥ as√≠ a declaraciones del director del PAMI, Carlos Regazzoni, que en el ciclo LA NACION pm hab√≠a dicho que “las personas de 65 a√Īos est√°n muy bien y pueden seguir trabajando”. “Hoy por hoy, no hemos planteado ese debate”, dijo Pe√Īa al diario El Tribuno, de Salta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*