Último momento

Piden 35 años de prisión para Cristian Aldana, líder de El Otro Yo

El músico está detenido desde el 2016. Está acusado de los delitos de “abuso sexual agravado” y” corrupción de menores”.

El fiscal Guillermo Pérez de la Fuente, a cargo de la Fiscalía General Nº18 ante los Tribunales Orales Criminales y Correccionales, pidió 35 años de prisión para Cristian Aldana por los delitos de “abuso sexual agravado por haber sido gravemente ultrajante y con acceso carnal, cometido por los menos en tres oportunidades y reiterado en perjuicio de seis víctimas” y “corrupción de menores”.

El músico, líder de la banda El Otro Yo, de 48 años, está detenido desde el 22 de diciembre del 2016 en el penal de Marcos Paz.

En el proceso, que inició la semana pasada, colaboran la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) y la Dirección General de Orientación, Acompañamiento y Protección a las Víctimas (DOVIC).

El alegato del fiscal sostiene que Aldana cometió los abusos sexuales entre los años 2001 y 2008. Al momento de los hechos el músico tenía entre 30 y 37 años, mientras que las chicas tenían entre 13 y 18. “Manipuló a las niñas, las intimidó, se aprovechó de su condición de ídolo, la relación de poder que detentaba y la inexperiencia sexual y la vulnerabilidad de sus víctimas”, remarcó la Fiscalía.

El Ministerio Público Fiscal consideró, además, que el músico “captó sus voluntades” y por ello realizaron actos “cuando él quería y como él quería”, sin prestar su consentimiento. Señaló que nunca tuvieron autonomía sexual ni eligieron cómo disponer de su cuerpo. “Siempre actuaron bajo fuerza y engaño; persuadidas, manipuladas y en una situación de sumisión, inferioridad psíquica y desigualdad”.

En la indagatoria, el músico se refirió puntualmente a una de las víctimas, a la que calificó como “muy madura”, que “aprendía de ella” y sostuvo que todos las situaciones sexuales fueron sugeridas y propuestas por ella. En ese momento, la chica tenía 14 años y él, 30.

Este martes, durante el juicio, mientras le pedían silencio y le solicitaban que aguardara su turno para expresarse, el músico decía: “Quiero usar mi derecho a hablar”. “Estoy luchando contra la corrupción en la Justicia. Ustedes son eso”. Antes de ser retirado de la sala, Aldana levantó un cartel que decía “sin defensa no hay juicio”.

La causa incluía a siete víctimas, de acuerdo al requerimiento de elevación a juicio realizado por la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°38, Betina Vota. Para el fiscal de la Fuente, en el caso de una de las víctimas, de 17 años, no existieron elementos que dieran la pauta de que su consentimiento estuviera viciado, más allá del daño, la depresión y la angustia que pudiera haberle causado su relación con Aldana.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*