Último momento

Pagaron 15,7 millones de dólares por un diamante “completamente perfecto”

Es blanco y de 102 kilates. La transacción fue hecha de manera online a través de la casa de remates más famosa.

La casa de subastas Sothebys vendió ayer en Hong Kong un diamante extremadamente raro de 102 quilates por 104 millones de dólares hongkoneses (13,4 millones de dólares más gastos).

El Victor 10239 -llamado así por haber sido extraído de la mina Victor Mine, en Ontario (Canadá) y por su peso exacto, de 102,39 quilates- fue puesto a la venta sin precio de entrada, algo que no tiene precedente en un diamante de talla mundial.

Asimismo, Sothebys explicó que la de este lunes fue la subasta de un diamante de este calibre que más postores ha atraído en la historia, y en esta venta también se registró la oferta más alta efectuada jamás en línea -las ofertas “online” estaban abiertas desde el 15 de septiembre- por una joya.

Según explicó el mes pasado la casa de subastas, en el mundo tan solo se subastaron otros siete diamantes blancos de más de 100 quilates, de los que cinco fueron puestos a la venta a través de Sothebys.

En 2015, esta empresa vendió en una subasta celebrada en Nueva York un diamante perfecto de 100 quilates con corte esmeralda por 22 millones de dólares.

Contando con la prima que Sothebys cobra, el lote en cuestión -que únicamente constaba de este diamante- le costará a su comprador nada menos que 121,6 millones de dólares de Hong Kong (15,7 millones de dólares,.

Según explicó a Efe el jefe de joyas de la firma, Quig Bruning, el diamante vendido ayer cuenta con cualidades extraordinarias como su color D, considerado un blanco excepcional, el mejor color que existe en este tipo de piedras preciosas.

Bruning aseguró a principios de septiembre que el Victor 10239 es un diamante perfecto debido a que no tiene incisiones ni en su interior ni en el exterior y también por pertenecer al subgrupo Ila, los más químicamente puros, al que solo pertenecen un 2 % de todos los diamantes y que suelen garantizar una transparencia óptica excepcional.

Este diamante fue extraído de una piedra de 271 quilates hallada en 2018 en la citada mina canadiense. De aquel diamante en bruto se obtuvieron otras once piedras preciosas de mejor tamaño.

Toda esta movida había sido anunciada a través de la famosa casa de remates en septiembre de este año y generó una gran expectativa por parte de los fanáticos de las joyas. Fanáticos y ricos, claro.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*