Último momento

Otros dos jóvenes denunciaron a «Bebelo» Reynoso

Ambos integraban el grupo del muchacho que aseguró haber sido golpeado por el futbolista. Indicaron que sí estaba armado.

En las últimas horas, dos jóvenes de 18 años se presentaron en la fiscalía a cargo de Milagros Gorgas y denunciaron al futbolista Emanuel «Bebelo» Reynoso por amenazas durante una fiesta privada que se desarrolló el fin de semana en la zona de barrio Chino, en el sudeste de la ciudad de Córdoba.

Reynoso permanece detenido desde el martes, luego de que un adolescente lo denunciara por una brutal golpiza que habría recibido durante esa fiesta.

Denis denunció que a las 5 de madrugada del pasado sábado, Reynoso lo golpeó en el ojo izquierdo con la culata de un revólver.

De acuerdo al relato del adolescente, cuando él y cuatro amigos llegaron a la fiesta, casi de inmediato comenzaron a ser increpados por otro grupo de ese barrio. «Nos decían que éramos visitantes», contó.

«Visitantes» en territorios fragmentados, en pujas de jóvenes contra jóvenes por una identidad extraviada que en algunos barrios termina por plegarse a las formas de la violencia.

En la causa se indica que hubo empujones, miradas desafiantes y, en ese primer momento, nada más. Pero los que decían ser «locales» llamaron a más amigos. Y en minutos, desde una fiesta que se desarrollaba en barrio Maldonado se dirigió hasta allí otro grupo de barrio Chino. Entre los que arribaron, denunciaron Denis y sus amigos, estaba el conocido jugador de fútbol con pasado en Talleres, Boca y que actualmente integra el club Minnesota United de la liga de Estados Unidos.

Siempre de acuerdo a este relato, «Bebelo» llevaba el arma en la cintura y comenzó a exigirles que se fueran del lugar. Primero, le habría pegado un cachetazo a un joven que estaba al lado de Denis y luego le asestó un culatazo en el ojo izquierdo al adolescente, que cayó al suelo.

El hinchazón y hematoma en el ojo izquierdo delata la brutalidad del ataque que sufrió.

«Me caí desvanecido y empecé a sentir patadas, puñetes y botellazos que caían», dijo y agregó que a él y a sus amigos les robaron sus pertenencias. Todo esto consta en la denuncia policial.

Denis tuvo que ser asistido en el Hospital Florencio Díaz, donde los médicos le indicaron que estuvo a milímetros de perder el ojo.

Uno de sus amigos sufrió una fractura de tabique nasal, otro varios golpes entre la nuca y la espalda, y un tercero padeció un corte en la frente.

Ahora, junto al abogado Carlos Nayi, que representa a Denis, dos de los amigos se presentaron ante la fiscal Milagros Gorgas, que investiga la primera denuncia, y aseguraron que «Bebelo» estaba armada y que también los amenazó a ellos.

De esta manera, también intentan contrastar la versión pública que brindó en las últimas horas el abogado del futbolista, Jorge Sánchez del Bianco, quien aseguró que «Bebelo» no participó de ningún hecho delictivo y que no estaba en la fiesta al momento del a golpiza.

«Descartamos esa hipótesis. Vamos a demostrar que es ajeno a cualquier hecho que se le pueda atribuir y tampoco manipuló un arma», expresó el letrado a Cadena 3.

El martes, Reynoso fue detenido en su casa familiar de barrio Chino, donde se encontraba desde hacía unos días tras comenzar sus vacaciones anuales luego de terminar su temporada en el fútbol de Estados Unidos.

«Se recabaron pruebas que permiten sospechar que Reynoso y un grupo de entre cinco a siete personas más habrían partícipes de amenazas calificadas por el uso de arma, lesiones leves y robo calamitoso», indicó la fiscalía en esa oportunidad.

Por tratarse de un personaje famoso, con ascendencia entre los jóvenes de esa zona, se decidió su detención.

En ese sentido,. el abogado Nayi insistió: «Ser famoso y ganar más dinero que la media de la población de Córdoba no es un pasaporte en blanco para que se crea impune».

En mayo de 2017, «Bebelo» había quedado en el centro de otra causa judicial en Córdoba tras ser acusado de participar en un tiroteo ocurrido en barrio Ferreyra.

En esa oportunidad, fue imputado como «partícipe necesario de abuso de arma de fuego” y la causa fue elevada a juicio.

Gracias a un acuerdo económico evitó finalmente sentarse en el banquillo.

Ahora, si esta nueva acusación avanza y el futbolista llega a un eventual juicio, ya no podrá lograr un nuevo acuerdo económico con el denunciante, según está estipulado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*