Último momento

Otro Femicidio en Córdoba: asesinó a su pareja y se quitó la vida

Una mujer de 31 años fue ejecutada de dos disparos por su concubino, quien luego se suicidó. Ocurrió cerca de Río Cuarto.

lagilda

La Policía de Córdoba halló este lunes por la tarde los cuerpos sin vida de una pareja del paraje de La Gilda, un pueblo cerca de la ciudad de Río Cuarto.

Un hombre, identificado como Pablo Andrés Pereyra, de 35 años, asesinó ayer a su mujer, Natalia Soledad Gatica, de 31, de un balazo en el cuerpo con una carabina y luego se suicidó con la misma arma, en la localidad cordobesa de La Gilda, a 12 kilómetros al sudeste de la ciudad de Río Cuarto. Ambos eran padres de una niña de ocho años. La pareja fallecida vivía en una casa ubicada en la parte delantera del club del pueblo, y los cuerpos sin vida fueron hallados en un galpón abandonado ubicado en el sector trasero del lugar. El caso es investigado por la Fiscalía de II Turno de Río Cuarto, a cargo del fiscal Francisco Di Santo, quien trabajaba anoche en el lugar de los hechos realizando las pericias del caso

El comisario inspector Pedro Díaz señaló que la pareja tenía una hija en común de 8 años que se encontraba en la escuela al momento del femicidio. A partir de ahora quedará a disposición de familiares. Gatica y Pereyra tenían además cuatro hijos de parejas anteriores.

El comisario de la Departamental Río Cuarto remarcó que no había denuncias previas ni antecedentes de violencia por parte del femicida. La causa quedó a cargo del fiscal de Segunda Nominación, Javier Di Santo.

En lo que va del año ya son doce los femicidios registrados en Córdoba.

lagilda1

En medio de una llovizna persistente y el frío cada vez más intenso del atardecer en La Gilda, los familiares de Natalia Gatica no hallaban consuelo. Los cuerpos de la joven mamá de tres hijos y del homicida, quien finalmente se quitó la vida, se hallaban en el galpón obsoleto del viejo club La Gilda, en la terminación de una calle intransitable por el barro.

Los investigadores confiaron en que el caso se encuentra esclarecido. Natalia había decidido ausentarse de la vivienda que compartía con Pablo Pereyra y se radicó por un tiempo en Río Cuarto. Sin embargo, en las últimas horas decidió regresar y tras una pelea con su pareja, el homicida le disparó con una carabina calibre 22 que había sustraido del campo donde trabajaba como peón. Posteriormente, Pereyra se quitó la vida.

El sonido del arma llamó la atención de la hermana del agresor, quien al llegar observó el fatal desenlace. Tras dar aviso a la Policía, comenzaron a llegar vecinos y allegados de la pareja que nada pudieron hacer.

Natalia y su pareja eran padres de una niña de 6 años y ella había sido mamá de otras dos criaturas. Afortunadamente, ninguno de los niños se hallaba en el lugar en el momento de la tragedia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*