Último momento

Oreiro, entre la “energía” de Gilda y su propio documental

En la antesala de la entrega de los Premios Platino, en una gala que ella mismo conducirá, la actriz uruguaya Natalia Oreiro dialogó con la prensa internacional durante toda la mañana en un hotel de la ciudad de Punta del Este.

natalia

Pese a que este año la actriz no estuvo nominada para los premios, fue una de las más requeridas para las entrevistas, las cuales giraron en torno a “No me arrepiento de este amor”, la película sobre Gilda, y el documental de Martín Sastre “Nuestra Natasha”, estrenado en el festival de cine de Moscú.

“Me eligieron más por uruguaya que por talento de conductora, porque no lo soy. Entendí que para Uruguay es muy importante el evento y estos premios son de relevancia para el cine iberoamericano. Ayuda a que nos conozcamos y nos valoremos más”, sostuvo Oreiro, quien también va a cantar “un tema sorpresa” en el evento de mañana.

“No creo que haya algo en mi vida digno de ser contado. La idea fue de Martín, que es muy arriesgado. Yo no lo hubiera hecho porque además no me gusta mostrar mi intimidad. No sé si a alguien le pueda interesar”, se sinceró Oreiro acerca del documental rodado mayormente en Rusia.

La actriz de “Infancia Clandestina” comentó que desde los 20 años que viaja a ese país y que “se creó un amor mutuo” entre los rusos y ella, al punto de que desde septiembre una joven de ese país vivirá en su casa por un año para que pueda perfeccionarse en el idioma de Fyodor Dostoievsky.

“El documental se pregunta cómo relacionar a una chica de Uruguay y a una que nació en Siberia. Si existen las otras vidas, yo debí haber sido rusa. Es raro ir a Siberia y que te esperen para cantar `soy del Río de La Plata`, en español”, afirmó sobre el documental que ya tiene distribución internacional.

A su vez, dijo que todavía “Nuestra Natasha” no tiene fecha de estreno en Argentina porque la idea es que no se superponga con “No me arrepiento…”.

Estos dos proyectos en los que está embarcada en 2016 tocan partes íntimas de su persona porque en uno se mostrarán momentos con su hijo, con su marido Ricardo Mollo y con sus padres, y en el otro representa a una cantante de la cual ella siempre fue “fan confesa”.

“La película toca la parte musical, pero también la personal”, explicó, a la vez que sostuvo que, por ello, fue “una responsabilidad muy grande, porque para mucha gente lo que se va a mostrar va a ser la realidad de lo que fue Gilda”.

La película, dirigida por Lorena Muñoz, saldrá con un disco homenaje grabado con versiones y reversiones cantadas por Oreiro que, además, contará con los músicos de Gilda, fallecida en un accidente automovilístico en 1996.

“Es una película muy emotiva. Ojalá que la gente quede contenta, porque la idea era hacer un hecho cinematográfico, no una película ‘hitera’. Fuimos muy cuidadosos con el guión y el concepto de la película para que la gente de otros países la disfrute aunque no sepa quién fue Gilda”.

Para el filme, Muñoz, quien también es documentalista, realizó un extenso trabajo de investigación, que incluyó charlas con familiares, amigos, fanáticos y la suerte de convencer a Fabricio Magnín, hijo de Gilda, que cediera los derechos para la producción.

“Trabajé mucho para cantar igual que cantaba ella. Hasta cambié la forma de bailar, porque ella era más tranquila y yo muevo mucho las caderas. También usé ropa y accesorios de ella, como si fueran amuletos durante el rodaje”, contó.

Sin embargo, Oreiro explicó que ella es intérprete y no imitadora, por lo que el objetivo no era imitarla (“aunque estoy igual”), sino “poderle transmitir a la gente la energía de Gilda”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*