√öltimo momento

Operan a Morena Rial

La hija de Jorge Rial, Morena, tomó una de las decisiones más importantes de su vida en pos de su salud: este martes se internó para realizarse un bypass gástrico.

Hace varios meses planeó la operación y, finalmente, llegó el día. Con mucho nerviosismo, ansiedad, emoción y concientización, tanto ella como su padre escribieron unas sentidas palabras en las redes sociales.

“Es dif√≠cil tratar de contar, poner en palabras cu√°nta discriminaci√≥n me toc√≥ vivir, recibir, sufrir, cada uno pondr√° la palabra que m√°s le guste. Tanto se habl√≥, tanto se me juzg√≥ sin saber cu√°nto la vengo luchando hace tiempo. Hablo desde el lugar de ‘discrimimada’, de haberlo sufrido, de no saber a d√≥nde est√° el limite de la maldad de esos que juzgan, critican, se r√≠en y es mucho m√°s extenso que solo una maldad recibida por personas que lo hacen detr√°s de una computadora, en el colegio, en la calle, la discriminaci√≥n existe y lastima. Ma√Īana se lleva a cabo mi decisi√≥n, una decisi√≥n que pens√© mucho, decisi√≥n de la que tengo un apoyo incondicional de los que amo. Dif√≠cil, pero siempre sabiendo que es lo mejor para m√≠, para los que les importo, lo mejor para mi salud. Gracias a los valores ense√Īados en casa nunca me sent√≠ en el lugar de tener que dar explicaciones por las decisiones que tomo o decido llevar adelante. El fin de √©sto es solo hablar de la maldad de algunos tantos, esa discriminaci√≥n que se lleva a cabo con tanta impunidad, como si se√Īalar con el dedo, juzgar, poner un apodo, estuviera bien. Y creemos que es normal, lo volvemos normal y no debe ser as√≠. A mi me toc√≥ vivirla, pero hablo de la discriminaci√≥n en general, de ese nene que llega del colegio y se encierra a llorar porque por alguna raz√≥n, sea cual sea, fue discriminado. No pretendo frenarla con mi solo mensaje, solo contar √©ste lado de la historia, √©sta verdad. Y siempre agradecer el amor que nunca me falt√≥ en casa, del amor de mis amigos, raz√≥n suficiente por la que salgo adelante y nada me derrumba. Sean felices, sin juzgar y sin ser juzgados vivir√≠amos todos un poquito mejor. Ma√Īana, 12 de Julio, mi gran d√≠a, nervios, ansiedad, pero feliz, consciente, m√°s acompa√Īada que nunca y en cualquier situaci√≥n de la vida es lo que nos hace falta, amen a sus seres queridos, acompa√Īen y apoyen, no se dan una idea cuanto alivia el alma”, expres√≥ Morena.

El conductor desde el momento en el que Morena tom√≥ la decisi√≥n de someterse a dicha intervenci√≥n quir√ļrgica, la apoy√≥ incondicionalmente. En este marco, fue que renunci√≥ a su programa en La Red y est√° dedicado por completo a la salud de su hija. Su mensaje:

Lleg√≥ el momento. El primer d√≠a del resto de tu vida. De decirle adi√≥s a una parte dura que te toc√≥ vivir, pero a la que enfrentaste con una valent√≠a incre√≠ble. Nada fue f√°cil. Pero eso te hizo, y nos hizo, m√°s fuertes. Nunca bajaste los brazos. Nunca te diste por vencida. Nunca dejaste que las l√°grimas nublaran la visi√≥n del camino. Vos luchaste por el cambio. Por tu futuro. Por tu vida. Contra todos. Pero tambi√©n con todos. Pocos tal vez. Pero buenos. Ac√° estamos para acompa√Īarte como desde el primer d√≠a. Tu hermana Rocio, compa√Īera de alegr√≠as y tristezas. Tu par en este dif√≠cil tr√°nsito por la vida. Tus amigos, que supieron ver m√°s all√° de lo que se ve√≠a para llegar a lo que realmente sos. Y yo, un padre que fue aprendiendo a su lado. Con m√°s errores que aciertos. Pero con una sola cosa clara: que te amo. Y con eso s√≥lo, a veces, te acompa√Īe en cada decisi√≥n de tu vida. Como esta, que es el primer paso de una nueva vida. SOS una valiente y una sobreviviente. Contra eso nadie puede. Ac√° estamos, Rocio y yo, para agarrarte de la mano y decirte que estaremos siempre junto a vos. Hoy empieza el primer d√≠a del resto de tu vida. Que sea con una sonrisa y mucho amor. Te amo. Y gracias por ense√Īarme a ser padre.

A horas de mi operaci√≥n? Es dif√≠cil tratar de contar, poner en palabras cuanta discriminaci√≥n me toc√≥ vivir, recibir, sufrir, cada uno pondr√° la palabra que m√°s le guste. Tanto se hablo, tanto se me juzgo sin saber cuanto la vengo luchando hace tiempo. Hablo desde el lugar de 'discrimimada', de haberlo sufrido, de no saber a d√≥nde est√° el limite de la maldad de esos que juzgan, critican, se rien y es mucho m√°s extenso que solo una maldad recibida por personas que lo hacen detras de una computadora, en el colegio, en la calle, la discriminaci√≥n existe y lastima. Ma√Īana se lleva a cabo mi decisi√≥n, una decisi√≥n que pens√© mucho, decisi√≥n de la que tengo un apoyo incondicional de los que amo. Dif√≠cil, pero siempre sabiendo que es lo mejor para m√≠, para los que les importo, lo mejor para mi salud. Gracias a los valores ense√Īados en casa nunca me sent√≠ en el lugar de tener que dar explicaciones por las decisiones que tomo o deciso llevar adelante. El fin de √©sto es solo hablar de la maldad de algunos tantos, esa discriminaci√≥n que se lleva a cabo con tanta impunidad, como si se√Īalar con el dedo, juzgar, poner un apodo, estuviera bien. Y creemos que es normal, lo volvemos normal y no debe ser as√≠. A mi me toc√≥ vivirla, pero hablo de la discriminaci√≥n en general, de ese nene que llega del colegio y se encierra a llorar porque por alguna raz√≥n, sea cual sea, fu√© discriminado. No pretendo frenarla con mi solo mensaje, solo contar √©ste lado de la historia, √©sta verdad. Y siempre agradecer el amor que nunca me falt√≥ en casa, del amor de mis amigos, raz√≥n suficiente por la que salgo adelante y nada me derrumba. Sean felices, sin juzgar y sin ser juzgados vivir√≠amos todos un poquito mejor. Ma√Īana, 12 de Julio, mi gran d√≠a, nervios, ansiedad, pero feliz, consciente, m√°s acompa√Īada que nunca y en cualquier situaci√≥n de la vida es lo que nos hace falta, amen a sus seres queridos, acompa√Īen y apoyen, no se dan una idea cuanto alivia el alma… ???

Una foto publicada por ‚ô°More Rial‚ô° (@moreerial) el

Llego el momento. El primer d√≠a del resto de tu vida. De decirle adi√≥s a una parte dura que te toc√≥ vivir, pero a la que enfrentaste con una valent√≠a incre√≠ble. Nada fue f√°cil. Pero eso te hizo, y nos hizo, m√°s fuertes. Nunca bajaste los brazos. Nunca te diste por vencida. Nunca dejaste que las l√°grimas nublaran la visi√≥n del camino. Vos luchaste por el cambio. Por tu futuro. Por tu vida. Contra todos. Pero tambi√©n con todos. Pocos tal vez. Pero buenos. Ac√° estamos para acompa√Īarte como desde el primer d√≠a. Tu hermana Rocio, compa√Īera de alegr√≠as y tristezas. Tu par en este dif√≠cil tr√°nsito por la vida. Tus amigos, que supieron ver m√°s all√° de lo que se ve√≠a para llegar a lo que realmente sos. Y yo, un padre que fue aprendiendo a su lado. Con m√°s errores que aciertos. Pero con una sola cosa clara: que te amo. Y con eso s√≥lo, a veces, te acompa√Īe en cada decisi√≥n de tu vida. Como esta, que es el primer paso de una nueva vida. SOS una valiente y una sobreviviente. Contra eso nadie puede. Ac√° estamos, Rocio y yo, para agarrarte de la mano y decirte que estaremos siempre junto a vos. Hoy empieza el primer d√≠a del resto de tu vida. Que sea con una sonrisa y mucho amor. Te amo. Y gracias por ense√Īarme a ser padre.

Una foto publicada por Jorge Rial (@jrial) el

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*