Último momento

Nuevo escándalo delictivo salpica a la Policía de Córdoba

Un subcomisario de Villa Allende está acusado de integrar una banda de ladrones. Fue detenidos tras un asalto a políticos, magistrados y funcionarios que asistieron a una fiesta en barrio Cofico.

Un subcomisario acusado de integrar una banda de delincuentes fue detenido esta madrugada tras un asalto a una fiesta privada en barrio Cofico de la ciudad de Córdoba.

Prestaba funciones en la comisaría de la localidad de Villa Allende, donde era jefe de Investigaciones.

Fue apresado junto a cuatro ladrones en un operativo cerrojo montado por la Policía en la zona del ex Mercado de Abasto, en la bajada Alvear.

Se los acusa de asaltar una fiesta en un local de calle Faustino Allende, donde había magistrados, funcionarios y políticos; y de despojar a los presentes de celulares, carteras, billeteras, tablets y demás elementos de valor.

Se dio aviso a la Policía y en la bajada Alvear se dio con la camioneta Peugeot Partner blanca. A pocos metros, había cinco personas intentando cambiarse de ropa y tratando de subir a una pick up Ford.

Se supo que la banda tenía en su poder radios policiales y se sospecha que es autora de numerosos robos de esas características en distintos barrios.

El subcomisario detenido fue identificado como Ariel Barrionuevo y era jefe de Investigaciones de Villa Allende, donde en las últimas semanas ocurrieron varios casos resonantes.

Los otros detenidos son Roberto Rivero, de 45 años, tiene antecedentes por robo calificado en 2010 y captura sin efecto de 2003. Es dueño de la camioneta. Daniel Hugo Zárate, de 40 años, captura sin efecto de 2003 por tentativa de robo y antecedentes por robo calificado y homicidio en ocasión de robo en 1993. Carlos Sebastián Bruni, de 34 años, encubrimiento año 2005 y Roberto Antonio Olmos, de 41 años, portación de arma de guerra 2012.

Cabe mencionar que este viernes delincuentes desvalijaron una casa ubicada a metros de la comisaría, este viernes a la madrugada durante la tormenta que se desató sobre esa localidad cordobesa.

El lunes pasado, la fuga de un detenido de una comisaría local derivó en la sanción a dos mujeres policías, que fueron pasadas a situación pasiva.

El ladrón que fugó de la dependencia policial robó una camioneta, con una nena adentro, de un supermercado.

Por eso, el delincuente paró a las pocas cuadras dejó en la vereda a la menor.

Horas después, la Policía montó un gran operativo y logró detenerlo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*