Último momento

Nuevo angiógrafo en el Hospital de Niños

El nuevo equipo, con tecnología única en pediatría en el sector público, demandó una inversión de más de 11 millones de pesos, entre equipamiento e infraestructura. Esto permitirá aumentar el número, complejidad y calidad de las intervenciones.

Se inaugura este miércoles en el Hospital de Niños un nuevo angiógrafo para el Servicio de Hemodinamia del Hospital de Niños. Se trata de un equipo Phillips Allura XPFER FD10, con detector plano y reconstrucción instantánea 3D, que genera imágenes de alta resolución a partir de una angiografía rotacional. Demandó una inversión de 10.565.000 pesos.

La tecnología de este equipo -única en instituciones pediátricas del sector público- permite reconstruir imágenes 3D en tiempo real, y fusionarlas con estudios de imágenes previos (tomografías o resonancias). De esta manera, se tiene mayor certeza diagnóstica y terapéutica en pacientes con cardiopatías congénitas.

Además, cuenta con un programa de reducción de dosis de radicación, que posibilita realizar estudios a bebés recién nacidos, con muy baja exposición a radiación. El aparato incluye cuatro monitores digitales 3D de 19 pulgadas para visualización de los procedimientos, y dos monitores adicionales para control por parte de anestesiólogos y especialistas en imágenes.

El equipo nuevo también será de gran utilidad para la Unidad de Biomodelos 3D que funciona en el Hospital de Niños, por la gran calidad de procesamiento de las imágenes obtenidas. Esto permitirá la elaboración más rápida y certera de la réplica de los órganos a intervenir para diagnóstico, planificación y entrenamiento de los profesionales.

La instalación del equipo implicó, además, obras de remodelación del espacio físico con una inversión de 1.055.364 pesos, más 65.600 en climatización de las salas.

Sobre el servicio de Hemodinamia

En el Hospital de Niños, cirujanos cardiovasculares y especialistas en hemodinamia trabajan en forma conjunta para tratar lesiones cardíacas con la técnica de “intervenciones híbridas”. De esta manera, se usan las mejores habilidades y experiencias de cada disciplina, con lo que se reduce el número de intervenciones y el impacto acumulativo de las mismas en niños y niñas con cardiopatías complejas.

Esta nueva tecnología permitirá aumentar el número, complejidad y calidad de las intervenciones. Actualmente, en el Servicio de Hemodinamia del Hospital de Niños se realizan alrededor de 200 estudios por año, todos bajo anestesia general. El 30 por ciento son estudios diagnósticos y el 70 por ciento son terapéuticos. Se reciben derivaciones de todo el país y también desde países vecinos (Bolivia, Perú, Paraguay).

Desde hace 5 años, se participa del programa internacional de registro de complicaciones y eficiencia en intervencionismo cardiovascular pediátrico de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

Las ventajas de la hemodinamia intervencionista (técnica por catéter) sobre la cirugía convencional es que evita ciertas complejidades, como la estereotomía (corte de piel y hueso esternal), utilización de circulación extracorpórea con su riesgo de complicaciones neurológicas, utilización de productos derivados de la sangre (sangre entera, plasma, plaquetas, crioprecipitados), colocación de cables de marcapasos temporarios y tubos de drenajes, posibilidad de infección de herida quirúrgica y desarrollo de síndrome pos-pericardiotomía y la cicatriz posterior, que es la secuela que más molesta a las personas.

También es muy importante la reducción del tiempo de interrelación hospitalaria, que en general es de 24 horas para los procedimientos hemodinámicos y no menor a 10 días para una cirugía convencional.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*