√öltimo momento

Mueren ocho soldados y 41 resultaron heridos al estallar dos coches bomba en Libia

Unos ocho soldados de la alianza de milicias afín al llamado gobierno de unidad nacional de Libia murieron y 41 más resultaron heridos este lunes a estallar dos coches bomba en Sirte.

libia

El general de brigada Mohamad Algbar, portavoz de la alianza, dijo que ambos vehículos fueron colocados por yihadistas del EI que resisten en la zona la masiva ofensiva de las milicias aliadas al inestable gobierno de unidad nacional, apoyado por la ONU, pero no por todos los grupos libios, informó la agencia de noticias EFE.

Pese al ataque, el general libio destac√≥ que la ofensiva sobre el EI contin√ļa avanzando.

“A√ļn as√≠, nuestras fuerzas prosiguen el avance en el distrito dos de Sirte, cercano del Palacio de Congresos, y ya tienen pr√°cticamente controlado el vecino barrio desde que el s√°bado rompieran la resistencia de los yihadistas” y accedieran a las partes m√°s estrat√©gicas del centro de esa ciudad costera mediterr√°nea, explic√≥.

Algbar explicó que unidades de artillería se colocaron en todo el perímetro de ambos barrios y que en las operaciones participan aviones de combates libios y fuerzas aéreas extranjeras, en alusión a los cazabombarderos estadounidenses que atacan de forma regular la zona desde el primero de agosto pasado.

Sin embargo, insistió en rebatir las informaciones de prensa que aseguran que en la ofensiva de Sirte, iniciada hace dos meses, participan fuerzas de otros países.

“Las fuerzas de la alianza son enteramente libias. Hay tropas del Ej√©rcito (regular) y fuerzas de apoyo que representan a las brigadas de la revoluci√≥n”, recalc√≥, diferenciando las fuerzas terrestres de las a√©reas que participan de la ofensiva.

Sirte, uno de los principales puertos de Libia, fue conquistado por la rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en febrero de 2015, que en apenas unos días expulsó a las milicias controladas por el entonces gobierno integrista islámico de Trípoli.

Desde hace casi dos meses, una alianza formada por milicias de la capital, de la vecina ciudad de Misrata y la llamada Fuerza de Protecci√≥n de las instalaciones Petroleras, que encabeza el se√Īor de la guerra Ismail Yidran, tratan de expulsar a los yihadistas, que a√ļn resisten en el centro urbano.

Durante el fin de semana pasado, estas fuerzas lograron romper la línea que protegía los céntricos distritos uno, dos y tres y tomaron la sede de la radio local.

Libia vive sumida en el caos desde el derrocamiento y asesinato de su l√≠der, Muammar Kaddafi por una revuelta mayormente islamista apoyada por una campa√Īa de ataques a√©reos de la OTAN, en octubre de 2011.

Aunque no ha habido intervenciones militares internacionales desde la caída de Kaddafi, no es la primera vez que Estados Unidos, que está bombardeando al EI en Siria e Irak, ataca ahora al grupo también en Libia.

En la actualidad Libia tiene tres autoridades: una en Trípoli, que la ONU considera rebelde; otra en Tobruk, que reconocen numerosos países, y una tercera, llamada gobierno de unidad v nacional y a la que apoyan la ONU y la Unión Europea.

La anarquía permitió la expansión del EI, el grupo islamista que controla extensos territorios en Siria e Irak.

Todos esos actores se enfrentan entre sí por el dominio del país norafricano y sus ricos recursos naturales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*