Último momento

Mosquitos: cómo y por qué debemos cuidarnos

Salud recuerda que las patologías de importancia sanitaria en la Provincia son el dengue, la chikungunya y el zika, pero también la encefalitis de San Luis y el virus del Nilo Occidental. Eliminar criaderos y prevenir picaduras son las medidas más efectivas para evitar su contagio.

mosquito

Cada 20 de agosto es el “Día mundial del mosquito”, en este marco el ministerio de Salud de Córdoba, por medio del área de Epidemiología, recuerda la importancia de eliminar posibles criaderos de estos insectos y evitar picaduras, para prevenir el contagio de enfermedades. En nuestra provincia, nos referimos principalmente a dengue, chikungunya y zika, transmitidas por el Aedes aegypti; pero también encefalitis de San Luis y el virus del Nilo Occidental, cuyo vector es el Culex.

No todos los mosquitos son iguales, y cada especie transmite distintos virus, además de picar en diferentes momentos del día. Por eso, es importante conocer cuáles son los mosquitos de importancia sanitaria en Córdoba, las enfermedades que transmiten y cómo evitar sus picaduras.

Aedes aegypti

Se caracteriza por su color oscuro, con franjas blancas en las patas. De hábitos domiciliarios, es huidizo y silencioso. Reposa habitualmente en superficies frescas y oscuras. Puede picar a cualquier hora del día, pero preferentemente al amanecer y al atardecer. La hembra prefiere depositar sus huevos en las paredes de recipientes artificiales. Por eso, cualquier objeto que acumule agua, dentro o fuera de una vivienda o institución, puede convertirse en un criadero de este mosquito: platos bajo macetas, baldes, floreros, cubiertas, canaletas, juguetes en el exterior, tapas, frascos, botellas, etc.

Este mosquito transmite los virus del dengue, el zika y la chikungunya.

El dengue es actualmente la enfermedad transmitida por mosquitos más conocida en nuestra provincia, en la que, este año, se registraron 826 casos (entre autóctonos e importados). Fiebre alta, dolor de cabeza, en especial detrás de los ojos, dolores articulares, musculares y abdominales, erupción en la piel y náuseas, son los principales síntomas.

Por su parte, la chikunguya comparte los mismos síntomas, pero se caracteriza por producir dolores articulares graves, causantes en muchos casos de invalidez, que suelen persistir hasta por años. Este año, en la provincia se registraron dos casos importados confirmados, pertenecientes a personas que contrajeron la enfermedad en Bolivia y en Brasil, respectivamente.

El zika también comparte los síntomas con el dengue y la chikungunya, aunque los dolores musculares y articulares suelen ser más leves y además se caracteriza por la presencia de manchas rojas en la piel. Se ha observado que puede transmitirse también por vía sexual. La mayor importancia sanitaria del zika radica en su contagio durante el embarazo, ya que puede causar defectos congénitos graves en el bebé. En la provincia de Córdoba, este año se registró el primer caso autóctono de esta enfermedad (por probable transmisión sexual), además de otros dos casos importados, correspondientes a personas que contrajeron el virus en Venezuela y Colombia.

Culex Pippiens

Conocido como “mosquito común”, el Culex es de mayor tamaño que el Aedes, su color es marrón claro, sin manchas blancas, pica usualmente de noche y produce un zumbido característico. A diferencia del mosquito transmisor del dengue, el Culex se cría principalmente en agua estancada y oscura, como piletas de lona o natación, charcos, fuentes de agua, entre otros, o también en cuerpos de agua naturales como lagos y lagunas. La hembra pone los huevos en la superficie del agua.

La importancia sanitaria de este mosquito en Córdoba se debe a que transmite los virus de Encefalitis de San Luis y del Nilo Occidental. En el primer caso, puede cursarse asintomática o producir síntomas leves como un cuadro gripal con fiebre, acompañado de dolor de cabeza y náuseas; pero también puede desarrollar formas graves con signos de infección en el sistema nervioso central, tales como cuello rígido, desorientación, confusión, temblores, coma y, en algunos casos, la muerte.

En el caso del virus del Nilo Occidental, los síntomas de afección grave son dolores de cabeza, fiebre elevada, rigidez en la nuca, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular y parálisis.

Este año no se han registrado casos confirmados de ninguna de estas dos enfermedades en la provincia. Sin embargo, por su importancia sanitaria, y debido a que el vector se encuentra presente en nuestro territorio, continúa la vigilancia activa.

Prevención

Las principales medidas a tener presente para evitar el contagio y propagación de todas estas enfermedades transmitidas por mosquitos en nuestra Provincia son:

Evitar picaduras

  • Evitar, en lo posible, estar al aire libre durante las horas de mayor proliferación de mosquitos.
  • Utilizar, especialmente en actividades a la intemperie, ropa que cubra brazos y piernas, de colores claros, ya que los mosquitos huyen naturalmente de elementos que reflejan la luz del sol.
  • Utilizar espirales o tabletas repelentes.
  • Utilizar telas mosquiteras en puertas y ventanas
  • Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación, según indicación del producto. Los productos que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) son los más eficaces.
  • Rociar también la ropa con repelente, ya que los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.
  • En los bebés menores de dos meses de edad, no se recomienda utilizar repelentes. Por eso es muy importante proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul.
  • No aplicar el repelente en las manos de los niños, ya que podrían llevarlas a la boca; ni en piel irritada, cortada o quemada.
  • No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Estar alerta ante la aparición de síntomas

Es importante no automedicarse y acudir inmediatamente a un centro de salud para recibir el diagnóstico adecuado y el  tratamiento correspondiente, en caso de que sea necesario.

Eliminar criaderos

  • Mantener patios y jardines desmalezados y ordenados.
  • Destapar los desagües de lluvia; eliminar el agua de huecos de árboles, pozos, letrinas abandonadas y portamacetas.
  • Eliminar latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.
  • Tapar tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
  • Cambiar frecuentemente el agua de floreros y bebederos de animales.
  • Mantener limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.

El Día Mundial del Mosquito

Se celebra cada 20 de agosto, para conmemorar las investigaciones y descubrimientos del médico británico Ronald Ross (1857–1932) en torno a la malaria y los métodos para combatirla.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*