脷ltimo momento

Masiva marcha contra el aborto y “ProVida”

Personas de todo el pa铆s se manifestaron este s谩bado en Buenos Aires contra la despenalizaci贸n de la I.V.E.

La convocatoria de la Alianza Cristiana de Iglesias Evang茅licas de Argentina congreg贸 a miles de personas de todo el pa铆s que se manifestaron este s谩bado en el Obelisco de la Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires contra la despenalizaci贸n del aborto, proyecto que se tratar谩 el 8 de Agosto en el Senado de la Naci贸n y que ya tiene media sanci贸n al haber sido aprobado en Diputados.

La convocatoria a la Concentraci贸n Nacional 鈥淪alvemos las dos vidas鈥 fue de la Alianza Cristiana de Iglesias Evang茅licas de la Rep煤blica Argentina (Aciera), se dio cita en la avenida 9 de Julio, entre el Obelisco y Belgrano, y estuvo colmada de familias y j贸venes con ropa y globos celestes.

El presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evang茅licas, Rub茅n Proietti, sostuvo que “todo el mundo habla de aborto” pero “los pastores evang茅licos son los que tienen que tratar con la mujer que no quiere el embarazo y despu茅s con la que ha abortado” y agreg贸: “Nadie habla de lo que es el s铆ndrome post aborto”.

En declaraciones al canal TN, Proietti afirm贸 que la funci贸n de las iglesias evang茅licas es “contener” a la mujer con un embarazo no deseado y “mostrarle el valor de la vida y darle todo el apoyo”, al tiempo que cont贸 que “varias iglesias tienen un sistema de atenci贸n al embarazo no deseado, todo con dinero propio de las iglesias, ac谩 no hay ninguna asistencia social”.

De la movilizaci贸n participaron tambi茅n legisladores nacionales como la senadora Miriam Boyadjian y la diputada Cornelia Schmidt- Liermann y el intendente del partido bonaerense de Merlos, Gustavo Men茅ndez.

“La Concentraci贸n Nacional ‘Salvemos las dos vidas’ tiene el prop贸sito de declarar que el aborto es una pr谩ctica criminal y de tortura a un ni帽o por nacer y no es 鈥攃omo se intenta instalar鈥 una pol铆tica de salud ya que no persigue curar, sino causar la muerte”, dice el comunicado de convocatoria a la marcha difundido por la Aciera.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*