Último momento

Macri en Córdoba: entre ‘Villa Huiyagra, Asiras’ y la mención a Ramón Díaz

Sin anuncios en su paso por Río Cuarto y Carlos Paz le apuntó a “deditos que nos disciplinan” y prometió cambios “cuando pase esta elección”.

El paso de la caravana del “Sí se puede”, con Mauricio Macri a la cabeza, dejó resabios en las localidades de Río Cuarto y Villa Carlos Paz.

Pasado el mediodía, al grito de “el imperio del sur”, el presidente estuvo en el sur provincial.

Por la tarde, en la villa serrana, adujo: “No veo los colectivos… tampoco hay barcos ni lanchas. ¿Cómo llegaron hasta acá? Caminando, solos, porque aman este país”.

Allí ensayó una crítica a Alberto Fernández, por su gesto en el debate del pasado domingo, remarcando que “no queremos más deditos que nos disciplinen, que nos digan como pensar ni como vivir”, porque “el verdadero poder son todos ustedes”.

En ambos casos, también adujo que “desde abril del año pasado”, por culpa de “una histórica sequía y la falta de crédito internacional”, el país entró en “una etapa muy dura”, y “el peso cayó sobre todos ustedes, la clase media”.

Según su visión, ahí “empezamos a perder lo que habíamos ganado”.

Allí puntualizó: “Sé lo que es el agobio, la bronca a fin de mes. Pero lo entendí, y la etapa que viene va a haber un foco en el alivio… viene el alivio, siembra el salario. Sabemos que cuatro años es poco tiempo”.

Mientras sonaban algunas canciones desde el público, dijo “la que me gusta es la de “Hay gato para rato”. ¿Esa la saben cantar o no?”, e intentó, fallidamente, dar a conocer los lugares desde los que habían llegado los asistentes: “Villa Huiyagra, Asiras”, fueron algunas de las que se escucharon.

“Me vuelven loco, ya no puedo escuchar tanto”, lanzó, seguidamente, intuyendo un equívoco.

En la búsqueda de la reelección, invitó a “hacer Patria” y “cambiar la historia argentina para siempre”.

Recurrió al fútbol, nuevamente, para comparar su gestión en Boca con la del país, que se encuentra en crisis.

“Lo mismo me pasó con ‘Boquita’. Al principio, mi amigo Ramón Díaz ganó todos los campeonatos, cinco seguidos. Pero después nosotros ganamos 17. ¿Por qué? Porque seguimos creyendo y apostando juntos, a los mismos valores”, sentenció.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*