√öltimo momento

Los smartphones consumen nueve a√Īos de nuestras vidas

Un usuario promedio pasa aproximadamente ese tiempo observando la pantalla del teléfono durante toda su existencia.

¬ŅCu√°nto tiempo pas√°s observando la pantalla de tu smartphone? ¬ŅCu√°ntas veces la encend√©s cada d√≠a? ¬ŅConsider√°s que tu relaci√≥n con el celular es saludable o rayana a un comportamiento adictivo? Un nuevo estudio revela una serie de datos respecto a nuestro v√≠nculo con los tel√©fonos que podr√≠an sorprendernos. Una de sus principales conclusiones del informe es que estos dispositivos se llevan nueve a√Īos de nuestras vidas.

Lo cierto es que aquel es un c√°lculo que se basa en una cifra diaria y es una extrapolaci√≥n estad√≠stica. El estudio realizado por WhistleOut (v√≠a Phone Arena) arrib√≥ a la conclusi√≥n de que un usuario promedio dedica 3.07 horas al d√≠a a su smartphone. Eso, multiplicado en semanas, meses y a√Īos conduce a la sorprendente cifra arriba se√Īalada.

¬ŅC√≥mo llegaron los (en concreto) 8.74 a√Īos promedio? Calcularon que una persona comienza a usar el tel√©fono a los 10 a√Īos y multiplicaron las horas diarias hasta llegar a la vida adulta.

Por lo dem√°s, cabe se√Īalar que se trata de una muestra acotada. Los responsables de esta investigaci√≥n encuestaron a 1.000 personas, consult√°ndoles acerca del tiempo que pasan frente a la pantalla de sus celulares. Los participantes se dividieron en tres grupos: Baby Boomers (los nacidos entre 1946 y 1964), la Generaci√≥n X (entre 1965 y 1980) y los millennials (nacidos entre 1981 y 1996).

Los millennials son los que más tiempo dedican a los celulares, con un promedio de 3.7 horas cada día. La Generación X aparece en el segundo lugar con 3 horas de uso diario, mientras que los Baby Boomers pasan 2.5 horas en los equipos.

‚ÄúEsto puede no ser tan sorprendente, considerando que los millennials nacieron y crecieron durante uno de los per√≠odos tecnol√≥gicos m√°s innovadores de la historia. Las herramientas digitales de aprendizaje y comunicaci√≥n han estado disponibles a una edad mucho m√°s temprana para los millennials que para las generaciones anteriores. De manera similar, muchos de ellos se encuentran en profesiones centradas en la tecnolog√≠a que a menudo requieren un uso m√°s intenso de tel√©fonos inteligentes para realizar su trabajo y comunicarse con sus compa√Īeros de equipo‚ÄĚ, se√Īalan los responsables del informe.

Tal como se√Īala la fuente, pasar una cierta cantidad de tiempo con la tecnolog√≠a m√≥vil en mano no es necesariamente algo malo, siendo ‚Äúmuy subjetivo y dif√≠cil de juzgar‚ÄĚ en vista a que algunas tareas que propician los smartphones son realmente productivas. ‚ÄúA pesar de la pizca de sensacionalismo, no te lo tomes demasiado en serio‚ÄĚ, dicen en Phone Arena.

Padres, hijos y celulares
En un examen sin profundidad, podr√≠amos creer que los ni√Īos pasan m√°s tiempo frente a las pantallas de los smartphones que sus padres. Sin embargo, un estudio realizado a mediados de 2019 arroj√≥ conclusiones diferentes a ese prejuicio.

‚ÄúNo hay un respiro para los brillos de la pantalla, del estr√©s y las presiones del d√≠a‚ÄĚ, dijo James Steyer, director de Commom Sense Media, una ONG con sede en San Francisco, Estados Unidos, dedicada a examinar el impacto de la tecnolog√≠a en las familias. El estudio que elaboraron, que se apoya en mil encuestas a padres e hijos entre 12 y 18 a√Īos de edad, encontr√≥ que el 38% de los adolescentes siente que sus padres son adictos al celular y el 39% desea que los adultos se aparte de su dispositivo cuando est√°n en casa.

Adem√°s, m√°s de la mitad de los padres encuestados reconoci√≥ que pasa demasiado tiempo en sus dispositivos, en comparaci√≥n el 29% registrado tres a√Īos atr√°s.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*