Último momento

Las razones que explican el estallido de Messi contra los dirigentes de la AFA

La relación entre el plantel y el cuerpo técnico con la AFA atraviesa una era de hielo; la protesta del capitán por la demora en un vuelo se sumó a una larga lista de episodios que incomoda a los integrantes de la selección

segura

JERSEY CITY, Estados Unidos.- “Cuanto más lejos estén, mejor.” Un integrante de la delegación suelta la frase con naturalidad. Su tono viene envasado con una mezcla de bronca y resignación: se refiere a los dirigentes.

El comentario retoma vigencia ahora que Lionel Messi, nada menos, fue quien le puso palabras concretas al océano de distancia que existe entre el plantel y la AFA, o lo que queda de ella. La que ayer tuvo el capitán de la selección cuando se quejó por la demora en la salida del vuelo desde Houston hacia la sede de la final de la Copa América no fue una reacción aislada: más bien, su post en su cuenta de Instagram evidenció la bronca contenida. Hasta acá.

Los detalles que generaron semejante respuesta se amontonan. En principio, el comando de la delegación se pareció bastante al juego de la silla: entraba uno, salía otro, llegaba uno nuevo, se iba… Es que los frentes abiertos en la sede de la calle Viamonte obligaron a que Chiqui Tapia y Luis Segura -cabezas principales de la dirigencia aquí- fueran y vinieran a Buenos Aires en medio del campeonato. Hasta sorprendió la presencia de Juan Carlos Crespi, ex integrante del Comité de selecciones nacionales, que arribó con el plantel como “invitado”.

La crisis económica de la AFA obligó al cuerpo técnico a tener que ingeniarse para conseguir sparrings. En cada ciudad debían contactar a un club local para que armara un combinado de juveniles que ayudara en los entrenamientos. Así fue pasando de San José a Chicago, Seattle, Boston, Houston… Las épocas en que viajaban chicos de las selecciones juveniles argentinas quedó archivada por falta de fondos.

Algo similar ocurrió con las comodidades en los hoteles de concentración. El armado del gimnasio y la sala de juegos en la Mansión Hayes de San José -donde más tiempo permaneció el equipo-, por ejemplo, fueron costeados por los sponsors de la selección: “No tienen un peso para poner”, confió una allegado a la delegación en aquellos primeros días del viaje.

Hubo también una escena más digna de contingente de turistas que de una selección top a nivel mundial: los jugadores haciendo tiempo en el lobby de un hotel, esperando que las habitaciones asignadas estuvieran disponibles para entrar.

“Feliz cumple, amigo. Siempre la pasamos en la concentración. Ahora en un micro y sin cenar. Te quiero”. El comentario de Kun Agüero en su cuenta de Instagram fue el detalle final de un jueves pesado. El saludo a Messi, en el comienzo de este viernes, llegó desde el bus que los trasladaba al hotel. Llevaban ya dos horas de retraso. La cena, prevista para las 22.30 en el hotel, hacía rato se había enfriado.

 Tinelli y el viaje de regreso. En medio de los festejos por el título que consiguió San Lorenzo en la Liga Nacional de básquet, Marcelo Tinelli habló de la publicación de Lionel Messi en una entrevista con ESPN. “Si Leo reaccionó así, deben tener serios problemas. Los dirigentes deben estar a la altura de la selección que tenemos”, dijo el conductor y ¿sumó un problema en puerta? “Me enteré que la selección vuelve a las 9 de la noche del día siguiente al partido. Yo creo que deben volver apenas terminado el partido. Es mi modesta opinión”. Los jugadores también pretenden dejar Estados Unidos apenas terminada la Copa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*