√öltimo momento

Las formas de celebrar el carnaval y otros momentos destacados de la tercera luna en Cosquín 2017

Los Tekis en el comienzo y Sergio Galleguillo en el cierre, le pusieron su propia impronta a una plaza con ganas de fiesta. En el medio, otros artistas dijeron lo suyo.

Los Tekis en conferencia. Sala de prensa CCEB

“Anoche la luna est√° destinada a carnavalear hasta que amanezca”, presagi√≥ el maestro de ceremonias Claudio Ju√°rez en un pasaje de su arenga inicial, esa que son√≥ m√°s agitadora que nunca en lo que va de este Cosqu√≠n 2017. Y cuanta raz√≥n ten√≠a, ya que la tercera luna de este Cosqu√≠n 2017 arranc√≥ con la fiesta de Los Tekis y cerr√≥ cerca de las cuatro con la de Sergio Galleguillo.

En el medio, afortunadamente, hubo tambi√©n otras propuestas en las que los matices y las palabras con peso fueron protagonistas como la de Mariano Luque, los Tucumanos o el D√ļo Nuevo Cuyo, por nombrar s√≥lo algunas.

Toda la cobertura con notas, fotos y videos de Cosquín 2017

La noche arrancó con la representación del Himno a Cosquín a cargo de los ballets Esencia de mi Pueblo y José Hernández y su homenaje a los maestros y referentes de la danza folklórica argentina. Enseguida, un sonido estruendoso conmocionó a la Próspero Molina ocupada en un poco más del 60 por ciento.

S√≠, eran Los Tekis que salieron con los tapones de punta y su infalible bater√≠a de efectos de alto impacto. Fuego, visuales llamativas y papel picado, sumado a los temas que el p√ļblico quiere escuchar y bailar (Se√Īora chichera, Viva jujuy, Arde la ciudad, Vienes y te vas) dieron como resultado un combo muy eficaz.

El problema del grupo juje√Īo sigue siendo lo conceptual, ya que por tirar toda la carne al asador se les termina arrebatando un poco y pierden consistencia, como cuando tocan los cajones en medio de un bailecito. Igualmente, a su p√ļblico poco le importan estos detalles y en este caso lo demostraron agitando durante toda la hora de la presentaci√≥n, la m√°s larga de las aperturas hasta aqu√≠.

Bien plantada

La que demostr√≥ gran personalidad despu√©s del hurac√°n teki fue Milena Salamanca, en una tarea para nada sencilla. Hasta proyect√≥ un mensaje de Soraya Maico√Īia, una de las referentes de la comunidad mapuche Pu Lof en Chubut, que denunci√≥ una brutal represi√≥n policial hace algunos d√≠as. El cierre fue con la numerosa agrupaci√≥n de aer√≥fonos andinos dirigida por Mauro Ciavattini, en uno de los momentos m√°s impactantes de la noche.

“Juntarnos es el camino” comenz√≥ cantando Lucho Hoyos como una verdadera declaraci√≥n de principios para presentar la propuesta denominada Tucumanos que comparti√≥ junto a Juan Quintero, Claudio Sosa y Topo Encinar. “No fue dif√≠cil porqu√© a los cuatro nos gusta el repertorio del otro, tal vez nos falt√≥ tributar a otros tucumanos que nos marcaron”, explic√≥ Quintero en la conferencia. Ojal√° haya pr√≥xima vez o alguno sea convocado por su proyecto. El momento m√°s logrado lleg√≥ en el final, con Ca√Īaveral de Juan Fal√ļ y Marcos Taire.

Menci√≥n aparte para Daniel Orellano, el rosarino no vidente y ganador del Pre Cosqu√≠n como Solista Vocal Masculino. Con su gran carisma, levant√≥ a la plaza que se qued√≥ pidiendo otra. Lucrecia Rodrigo tambi√©n dej√≥ una buena impresi√≥n en su debut sobre el Atahualpa Yupanqui. La pampeana radicada en C√≥rdoba ofreci√≥ una de las pocas muestras de m√ļsica surera que habr√° en esta edici√≥n, con una huella y un triunfo incluidos en disco Natural. En el medio son√≥ la chacarera-himno Cuando me abandone el alma, con los precisos recitados de Ramiro Gonz√°lez, el riojano que est√° programado para el s√°bado.

Cosechó lo que sembró

Otro riojano y tambi√©n afincado en C√≥rdoba, ratific√≥ lo que hab√≠a insinuado el a√Īo pasado. Mariano Luque, de √©l se trata, present√≥ temas de su buen disco Cosecha: record√≥ al Obispo m√°rtir Enrique Angelelli, cant√≥ una chacarera (de los cumpas) con Hern√°n Bolleta, la copla chancada con su apasionada coterranea Marta Chancalay y demostr√≥ que es posible resignificar la chaya con Fusil de coplas, dedicada a los mapuches, contra el desmonte y acompa√Īado por Paola Bernal y Rub√©n Patagonia. Dijo todo lo que ten√≠a que decir y la plaza se lo reconoci√≥.

“Somos dos guitarras nom√°s… Hay que volver a acostumbrarse a escuchar as√≠ un poco”, dijo una de las partes del D√ļo Nuevo Cuyo que trajo algunas de esas tonadas y cuecas que tanto le hacen falta al festival. Luego, Brisas del Norte fue un buen pr√≥logo para la fiesta chayera de Galleguillo, quien acompa√Īado de su en√©rgica banda, se dio el gusto de cantar temas en otro registro as√≠ como tambi√©n de tocar en dos ocasiones su caballito de batalla, El cami√≥n de Germ√°n. La plaza festej√≥ todo como la primera vez y la celebraci√≥n fue completa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*