Último momento

La reunión Macri-Xi Jinping dará inicio a “una relación más pareja” con China

El embajador argentino en el gigante asiático, Diego Guelar, dijo además que el encuentro entre el Presidente y su par chino en Hangzhou será el puntapié a un “el período más fértil” a nivel bilateral, que se concretará “con fuertes inversiones en Argentina para crear trabajo”.

macrichino

“Al presidente Macri lo recibe una China que es un actor central de los asuntos internacionales, una verdadera superpotencia, y a la vez un socio extraordinario de la Argentina”, aseguró el embajador en Beijing en diálogo con Télam en la capital del país que ya es la segunda economía mundial.

“Algunos medios hablan de la recesión china: dicen que antes crecía al 10% y ahora al 6%. En un mundo donde Estados Unidos crece al 2 % y Europa al 1,5 %, China se sigue expandiendo y nos ofrece una gran oportunidad”, destacó el diplomático horas antes de trasladarse a la ciudad que ya se prepara para ser sede del centro de las miradas del mundo, como fueron Shanghai en la exposición de 2010 y Beijing en los Juegos Olímpicos de 2008, honor que aspira a repetir, en versión invernal, en 2020.

Las afirmaciones de Guelar se constatan en cada esquina de la capital, en el extremo noreste de un país que el año pasado superó por primera vez a Estados Unidos en cantidad de personas con más de 1.000 millones de dólares de patrimonio (596 contra 537, según la revista especializada Hurun).

La concesionaria Rolls Royce de la céntrica Xindong Road, que exhibe (y vende) aviones de la marca para particulares en el primer piso, es solo un ejemplo de la pujanza de su economía.

Ese marco ofrece un “un momento único para construir juntos, China y Argentina, el período más fértil y relevante de la historia de las relaciones bilaterales”, ilustró Guelar.

“Tenemos la responsabilidad de sentar las bases para un relacionamiento estructural, más profundo, maduro y de largo plazo, que trascienda cualquier bandería política”, estimó bajo el sol celeste de Beijing, en una poco común seguidilla de casi 10 días con registros realmente bajos de una contaminación que no alterará los planes de los centenares de vuelos privados y de jefes de Estado que surcarán el espacio aéreo del país oriental hasta el próximo lunes.

“Hoy si uno mira una fotografía de la relación comercial, es claro que existe superávit chino y aprovisionamiento chino hacia Argentina de productos industriales”, se sinceró Guelar ante la pregunta de cuál es el punto de partida de esta nueva etapa que se espera en la relación bilateral y que sin dudas estará inserta también en la tríada China-Alemania-Argentina, países que organizarán las cumbres del G20 los próximos años.

“Y vamos a seguir vendiendo alimentos y productos como la soja o el hierro; pero a su vez, cuando uno ve la película, podemos decir que nos estamos dirigiendo hacia una relación mucho más pareja, en la que la Argentina exporte mayor cantidad y mayor valor agregado”, se ilusionó Guelar.

De acuerdo a los contactos que recibió en sus primeros meses al frente de la misión diplomática, Guelar piensa que la cifra de inversiones chinas podrían llegar a varios miles de millones de dólares. Los sectores interesados son varios, entre ellos el banco estatal ICBC, la telefónica Huawei, la líder en energía solar Huacheng y la gigante de agroindustria Cofco.

El encuentro del sábado entre los dos presidentes no implica “un episodio aislado: el gobierno chino ha venido trabajando todo el año, ejerciendo con eficiencia la conducción del grupo, reuniendo a los ministros de todas las carteras de gobierno y a los presidentes de los Bancos Centrales de todos los país que lo integran”, describió Guelar.

“Es el primer ejercicio de ‘gobernanza planetaria’, y modificará profundamente las estructuras multilaterales globales”, analizó expectante.

El embajador resaltó además los puntos en común en las agendas bilaterales, más allá del espacio de una “nueva troika” que imagina para esa relación a tres bandas que tendrán los próximos tres anfitriones del G20.

“Hay coincidencia entre las prioridades de China y Argentina: eliminar la pobreza y avanzar hacia un desarrollo sustentable y sostenible. Los objetivos que este año se ha planteado la presidencia china serán continuados por Alemania en 2017 y por la Argentina en 2018”, finalizó.

Además de con Xi, entre sábado y domingo Macri se reunirá con el presidente de Rusia, Vladimir Putin; con el primer ministro de la India, Narendra Modi; con el primer ministro de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn; con la canciller alemana Angela Merkel, y con el presidente australiano, Malcolm Turnbull.

Junto al mandatario, además de la canciller Susana Malcorra, será parte de la comitiva oficial Fulvio Pompeo, el secretario de Asuntos Estratégicos de la Jefatura de Gabinete, que junto con el vicecanciller Carlos Foradori (que mantuvo el martes una reunión preparatoria en Beijing con su par chino) son los “sherpas” de la cumbre del G-20.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*