√öltimo momento

La Nación cede a Provincia un hotel del complejo de Embalse

El tradicional complejo luce en estado de abandono. Remodelaciones mediante, Desarrollo Social lo destinar√° a ‚Äúturismo social‚ÄĚ.

Puestos en funcionamiento durante la presidencia de Juan Domingo Perón, los hoteles de la localidad de Embalse de Río Tercero supieron recibir, con tarifas subsidiadas, a miles de turistas cada verano.

Sumando ahora algunas d√©cadas de abandono, la falta de mantenimiento trae consecuencias en el complejo que cuenta con 51 caba√Īas y siete hoteles. S√≥lo tres de esos edificios est√°n en funcionamiento, con un pu√Īado de camas ocupadas a un costo de $ 320 (jubilados y personas con discapacidad, gratis), incluyendo desayuno, almuerzo y cena.

La novedad, despu√©s de arduas negociaciones, es la cesi√≥n de parte del gobierno nacional a la provincia de C√≥rdoba del ‚Äúhotel 1‚ÄĚ, que la actual gesti√≥n nacional sac√≥ de funcionamiento en 2016 y supo tener capacidad para alrededor de 550 plazas.

De acuerdo la resoluci√≥n oficial, desde ahora el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Sergio Tocalli, dispone del edificio para un ‚Äúuso precario‚ÄĚ, ya que es necesario un amplio n√ļcleo de remodelaciones.

Esta ser√° la cuesti√≥n que autoridades de ambos estados comenzar√°n el pr√≥ximo mi√©rcoles, para cuando est√° previsto un encuentro. Del funcionamiento tomar√° la posta C√≥rdoba, que ya cuenta con acceso y buscar√° la mejor forma de darle curso a un ‚Äúturismo social provincial‚ÄĚ, que busque ‚Äúimpulsar prestaciones de servicios accesibles a la poblaci√≥n, privilegiando a los sectores vulnerables‚ÄĚ.

Sus ochocientas hect√°reas, con doce kil√≥metros de acceso al lago lucen casi desiertas de turistas y el intendente de Embalse, Federico Alesandri, no dud√≥ en afirmar que est√° ‚Äúen el peor momento de su historia‚ÄĚ.

Para mucha gente, el complejo declarado Patrimonio Hist√≥rico y Cultural y fundado hace casi setenta a√Īos, signific√≥ la posibilidad de vacacionar que no hubiera tenido de otro modo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*