√öltimo momento

La lucidez y la coherencia detr√°s de la locura, en libro que compila 15 entrevistas a Charly

El trabajo que re√ļne los reportajes que le realizaron al m√ļsico los periodistas Daniel Riera y Fernando S√°nchez, muestra a Garc√≠a √≠ntimo y reflexivo pero tambi√©n en plena acci√≥n.

La extrema lucidez y coherencia en el pensamiento de Charly Garc√≠a durante los a√Īos en los que su recorrido art√≠stico se desarroll√≥ bajo el concepto Say no More, dos caracter√≠sticas reconocidas a lo largo de su trayectoria pero subvaloradas en esa etapa asociada popularmente a los excesos y esc√°ndalos p√ļblicos, se imponen a trav√©s de su propia voz en “Garc√≠a: 15 a√Īos de entrevistas con Charly (1992-2007)”.

Se trata de un libro que compila 11 entrevistas a Charly Garc√≠a, realizadas a lo largo de esos 15 a√Īos por los periodistas Daniel Riera y Fern√°ndo S√°nchez, para distintos medios, los cuales requirieron de no menos de 25 encuentros, algo que logr√≥ generar una empat√≠a y dosis de confianza mutua entre ellos y el artista, que cristaliz√≥ en un nivel de profundidad en las charlas poco comunes de acuerdo a la fluctuante relaci√≥n entre el m√ļsico y la prensa.

A través de las poco más de las 200 páginas que lo componen, el trabajo, editado por Vademécum, presenta a un Charly reflexivo, pero también en plena acción, a partir de crónicas sobre la grabación de uno de sus discos o de una de sus giras, en relatos en donde no faltan los excesos y los alardes de genialidad.

All√≠ aparece el Garc√≠a obsesivo por el sonido, que trabaja cada registro como si se tratara de pinceladas dadas por un pintor, mientras registra el disco “Rock and Roll Yo”; y el Charly en llamas, que mantuvo en vilo a decenas de miles de personas en Cosqu√≠n en 2005, cuando miraba c√≥modo una pel√≠cula en su porte√Īo departamento, justo a la hora en que deb√≠a empezar el show, por lo que lleg√≥ con varias horas de demora, tras un fren√©tico viaje.

Se trat√≥ del raid que incluy√≥ una amable incursi√≥n en el set de Le√≥n Gieco y una competitiva colaboraci√≥n con Pappo, con quien se sac√≥ chispas en “Desconf√≠o” y “Popotitos; adem√°s de una alocada estancia en C√≥rdoba que hizo honor a la trilog√≠a “Sexo, Drogas y Rock and Roll”.

También abundan a modo de breves textos insertados entre cada capítulo anécdotas sobre canciones o situaciones analizadas desde la óptica del propio artista; como atractivos comentarios sobre directores de cine o un análisis del artista de un disco de Los Beatles.

Pero la estrella del libro, sin dudas, resulta el cap√≠tulo “Garc√≠a recuerda”, versi√≥n completa de una entrevista publicada en la revista Rolling Stone, en 2002, en la que el artista repasa de manera minuciosa y con una asombrosa memoria su vida completa.

“De alguna manera, el libro ya estaba escrito y s√≥lo faltaba plasmarlo”, reconoci√≥ Daniel Riera en di√°logo con T√©lam, quien marc√≥ a ese art√≠culo como el gran detonante para la publicaci√≥n de esta compilaci√≥n.

“Es la nota m√°s extensa que dio Charly. Requiri√≥ de una decena de encuentros. No s√© si alguna vez se brind√≥ a un periodista as√≠, a contarle de manera ordenada su vida. Luego, con la revisi√≥n del material, vimos que hab√≠a un corpus amplio y l√ļcido. No hablaba para promocionar un disco, sino que hab√≠a una especie de compromiso y colaboraci√≥n m√°s profunda. Eso se ve en sus ideas y en su concepci√≥n de las cosas”, detall√≥.

T√©lam: ¬ŅPuede tomarse a este libro como una especie de reivindicaci√≥n del Charly “Say no More”, teniendo en cuenta que es una etapa asociada a los excesos y la pol√©mica?

Daniel Riera: Es probable. No lo hab√≠a pensado as√≠ pero es probable, porque discos como “Influencia” y “Rock and Roll Yo” junta al Charly cancionista con el Charly experimental y vanguardista de “Say no More”. Es una s√≠ntesis de ambos Charly. Nosotros simplemente lo pensamos porque fue una √©poca de nuestra vida en la que nos toc√≥ comunicarnos con √©l y el resultado val√≠a la pena. Era s√≥lido y l√ļcido.

T: ¬ŅQu√© Charly sienten que qued√≥ reflejado en estas p√°ginas?

DR: Lo mostramos en acci√≥n, pensando. Hay algunas evocaciones de su infancia alucinantes, con observaciones muy profundas cuando habla de cine, por ejemplo. Es una pregunta que tiene varias aristas pero si tuviera que reflejar un concepto me parece que es con el que termina la nota “Charly recuerda”. Ah√≠ dice que nadie tiene tanto amor por la m√ļsica como √©l. Me parece que ese es el concepto que resume el libro, el de un artista muy comprometido con su trabajo en el sentido de fusi√≥n entre vida y obra.

T: ¬ŅCu√°nto hay de homenaje a Charly y cu√°nto de autocelebraci√≥n por haber logrado crear una conexi√≥n con estos resultados?

DR: Todo es homenaje y celebraci√≥n. La primera frase del libro es “hubo un tiempo que fue hermoso y fui libre de verdad”. Es una celebraci√≥n de ese tiempo que fue hermoso y tambi√©n una celebraci√≥n de lo hermoso que fue ese tiempo para nosotros. Hubo no menos de 25 encuentros nuestros con Charly y es una experiencia que atesoramos y que necesitaba un cierre y no que queden desparramados en revistas viejas que, no s√©, hay que ir a buscar al Parque Rivadavia (risas).

T: Es elocuente la expresi√≥n de ustedes en la foto de la contratapa, en donde se los ve en una foto con Charly luego de la primera entrevista en 1992. ¬ŅC√≥mo mantuvieron el equilibrio entre la fascinaci√≥n de estar con un √≠dolo de toda la vida y el rigor profesional?

DR: La idea de la asepsia del periodista parado en un burbuja donde nada lo roza me parece una pelotudez. Uno se hizo periodista, entre otras cosas, para conocer a gente como Charly, así que por qué esconderlo y disimularlo al hacer la nota. Me parece una pavada. Uno es un representante de los lectores y está donde les gustaría estar a ellos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*