脷ltimo momento

La infidelidad no debe generar resarcimiento econ贸mico, seg煤n un fallo judicial

Un hombre acus贸 a su mujer y la demand贸 por da帽o moral. El Superior Tribunal de la Pampa deneg贸 el reclamo.

El Superior Tribunal de Justicia de La Pampa declar贸 inadmisible el resarcimiento por da帽o moral reclamado por uno de los c贸nyuges en un proceso de divorcio.

Los jueces tuvieron en cuenta el cambio normativo que relega el cumplimiento de la obligaci贸n a la zona de reserva e intimidad.

De esta manera, el tribunal no pen贸 la violaci贸n del deber de fidelidad por parte de la actora.

As铆, el tribunal dej贸 sin efecto el decisorio que acogi贸 el reclamo y record贸 que la reforma del C贸digo Civil (CC) introdujo modificaciones sustanciales en el r茅gimen del divorcio, estableciendo una 煤nica modalidad de acceso, sin expresi贸n de causa, lo cual impide continuar utilizando argumentaciones desarrolladas en torno de un 鈥渃ulpable鈥.

鈥淎nte el evidente cambio normativo que relega el cumplimiento o no del deber de fidelidad a la zona de reserva e intimidad, no corresponde habilitar reclamos resarcitorios derivados de su incumplimiento”, estableci贸.

El tribunal entendi贸 que si la fidelidad es deber puramente moral, su exclusiva infracci贸n no puede generar consecuencias jur铆dicas, siendo que el derecho a la reparaci贸n de un c贸nyuge con motivo de que el otro lesiona sus derechos personal铆simos no se funda en la calidad de c贸nyuge, sino exclusivamente en la situaci贸n de v铆ctima, seg煤n suceder铆a con cualquier sujeto afectado por similar da帽o injusto.

鈥淓n un matrimonio concebido prioritariamente como un proyecto de vida en com煤n y sustentando no s贸lo en una voluntad inicial sino mantenida en el tiempo, los esposos deben poder decidir la existencia misma y la regularidad de su convivencia as铆 como la exclusividad o no de sus v铆nculos sexuales, mientras no lesionen intereses ajenos son cuestiones que ata帽en a su privacidad; si alguno se siente afectado por alg煤n apartamiento a esas conductas consensuadas puede recurrir al divorcio sin obst谩culos ni expresi贸n de causa, pero sin erigirlo en una suerte de castigo que no beneficia a nadie”, se帽alaron.

Los magistrados terminaron afirmando: 鈥淣unca hay un 煤nico causante del fin de la relaci贸n, porque en 茅sta participan dos personas que interact煤an y por eso su deterioro siempre es referible a ambas, de una u otra manera”.

Hubo un voto en disidencia que se pronunci贸 a favor de confirmar la procedencia del da帽o moral otorgado, al estimar que la juridicidad de todos los deberes conyugales deben ser ponderados dentro de un contexto impuesto por la buena fe, la moral y las buenas costumbres, ponderando que no es adecuada una interpretaci贸n d茅bil de lo que significan.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*