Último momento

La facturación por ventas en los súper subió en julio un 30%

Así lo informó el INDEC, comparado con el mismo mes del año pasado. En los shoppings fue del 28,2% interanual.

changuito

Mas allá del fuerte crecimiento porcentual verificado en la facturación nominal de ambas ramas del comercio, el consumo sigue mostrando una sensible retracción respecto de igual período del año precedente ya que al cotejar la suba con la evolución del índice de inflación de la Ciudad de Buenos Aires de los doce últimos meses (alrededor de 45%), julio mostró una diferencia negativa de algo más de 15 puntos porcentuales.

“Las ventas para el mes de julio de 2016 comprendidas en la encuesta, sumaron un total de 25.129,2 millones de pesos, lo cual representa un aumento de 30,0% respecto al mismo mes del año anterior. Las ventas acumuladas en los primeros siete meses de 2016 registraron un total de 158.173,3 millones de pesos, lo cual representa un aumento respecto al mismo período del año anterior de 27,7%”, señaló el Indec al dar cuenta la medición de los supermercados.

En los shoppings, por su parte, las ventas de julio alcanzaron un total de 5.157,4 millones de pesos, lo que significó un incremento de 28,2% respecto al mismo mes del año anterior. En el acumulado de los primeros siete meses del año, la facturación por ventas registró un total de 28.560,4 millones de pesos alcanzando una variación porcentual de 27,2%.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, dijo a principios de mes que “el consumo está dejando de caer, y hay una baja en la inflación”, como consecuencia de una serie de medidas de gobierno.

Al respecto, precisó que “la baja de tasas por parte del Banco Central es una señal de que la economía comienza a reactivarse”, aseguró Cabrera en declaraciones a Telam.

El ministro sostuvo además que “cuando la gente tenga certezas de que la inflación baja y la economía se reactiva va a comenzar a consumir más”.

Con respecto a los resultados de agosto, el titular de la consultora Focus Market y asesor de la CAME, Damián Di Pace, dijo a Télam que “alimentos y bebidas cayeron menos que el resto de los meses, y eso se debió a que al no efectivizarse los incrementos tarifarios la gente tuvo más dinero en el bolsillo para gastar”.

Di Pace explicó que en el caso de alimentos y bebidas “es una desaceleración de la caída en relación con una mayor disponibilidad del gasto por parte del consumidor”.

Sobre la disminución de la tasa de referencia del Banco Central, dijo que “si la inflación y la tasa van a la baja, el escenario es mucho más previsible para que se retome la inversión productiva de parte de las pymes con buenas expectativas para el 2017”.
Sin embargo, José Amodei, de la consultora Scentia, consideró que “lo que va disminuyendo es la tasa de caída, pero el consumo sigue cayendo. Las caídas son importantes”.

“Los indicadores que estamos elaborando de agosto no dan con crecimiento. Todos son con retroceso”, adelantó. “La inflación cae pero el consumo se recuperará en la medida que se recupere el poder adquisitivo”, expresó.

Dijo que la medición de julio del 2016 contra julio del 2015, en cadenas de supermercados y autoservicios independientes, arroja una baja del consumo del 5,4%.

El desagregado interanual de julio da, para el analista, en alimentos da una suba de 0,2%; en desayuno y merienda, una baja de 3,6%; en perecederos y frescos, una caía de 6,9%; en limpieza de ropa e higiene, un descenso de 16,1%; en higiene y cosmética una baja de 10,9%; en bebidas con alcohol un descenso de 7,3% y en bebidas sin alcohol una baja del 6%.

En tanto, Daniel Rodríguez Cetrán, de CCR, dijo a Télam que en el comparativo interanual de julio las evaluaciones de la consultara arrojaron en bebidas con alcohol un aumento del 0,5%, y en las bebidas sin alcohol una caída del 1,8%.

El rubro almacén le dio a esa consultora un crecimiento del 0,6% en julio interanual. “Son crecimientos pequeños”, apuntó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*