Último momento

Inician dos juicios por delitos de lesa humanidad

Se juzgan a 21 genocidas, entre ellos Miguel Etchecolatz. En Comodoro Py, 10 represores declararán por los crímenes en la ESMA.

Este lunes, en la ciudad de La Plata, el represor Miguel Etchecolatz comenzará a ser juzgado junto a 21 genocidas por los crímenes de 84 personas en el centro clandestino de detención de la Brigada de Investigaciones de San Justo, ubicado en el partido de la Matanza.

El Tribunal Oral Federal N°1 de la capital bonaerense, integrado por los jueces subrogantes Alejandro Esmoris, Nelson Jarazo y Pablo Vega será el encargado de llevar adelante las audiencias donde los acusados deberán dar respuesta sobre los 84 casos, de los cuales hay 31 personas aun desaparecidas.

Este centro clandestino formaba parte del “Circuito Camps”, que incluyó más de 30 centros en el conurbano bonaerense. Miguel Osvaldo Etchecolatz, que encabezaba la Dirección General de Investigaciones, se encuentra imputado en esta causa y si, fuese por lo resuelto por este Tribunal, se encontraría en libertad ya que el año pasado dictó el cese de su prisión preventiva.

Sin embargo, el represor, desde el mes de marzo del corriente año, se encuentra detenido en la prisión de Ezeiza tras ser revocada la prisión domiciliaria que cumplía en la ciudad de Mar del Plata.

Paralelamente, en el Tribunal Oral Federal Nº5 de Comodoro Py, comienza también este lunes, el cuarto juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos contra más de 800 personas en la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma).

Diez represores que formaron parte, entre 1976 y 1979, del grupo de tareas 3.3.2, la patota de la Armada serán juzgados por secuestros, torturas y en algunos casos, asesinatos, de más de 800 personas, y por varios casos de robo de bebés.

De estos diez represores de la Policía Federal, del Batallón 601 del Ejército, ocho integraron la fuerza comandada por Emilio Massera: Carlos Castellví, Horacio Ferrari, Jorge Ocaranza, Néstor Tauro, Ramón Zanabria, Carlos Carrillo y José Iturri. Los tres primeros eran oficiales y los cuatro restantes, cabos que transitaban la carrera militar durante los años de terror.
También será juzgado Claudio Vallejos, ex integrante del Batallón de Infantería de Marina N° 3, acusado del secuestro del entonces embajador argentino en Venezuela, Enrique Hidalgo Solá.

Completan la nómina de represores el ex agente de inteligencia del Ejército Miguel Conde, el ex agente de la Policía Federal Raúl Cabral y también actuaba como “enlace” y era agente de la Policía Federal Argentina.

La mitad de ellos goza del beneficio de la prisión domiciliaria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*