脷ltimo momento

Habl贸 el chico que nad贸 hasta el yate de Messi

Los tres gestos que tuvo Leo con 茅l y otros detalles de encuentro, Se llama Suli, tiene 24 a帽os y es hincha de Atl茅tico de Madrid; el s谩bado su imagen dio vuelta al mundo y hoy cont贸 c贸mo fueron los 20 minutos junto al crack

suli

Suli estaba parado en la orilla del mar. Su mirada se perd铆a en el horizonte, como tratando de descubrir una figura. Era un yate, claro. Pero, 驴era el yate de Lionel Messi? “S铆, es el Seven C que alquil贸 para pasar las vacaciones junto a su familia”, fue la conclusi贸n a la que lleg贸 con su amigo. Entonces se lanz贸 al agua y comenz贸 a nadar. El fr铆o no era una preocupaci贸n, las temperaturas en esta ciudad y en esta 茅poca suelen rondan los 30掳. La distancia, s铆: la embarcaci贸n estaba a un kil贸metro de la costa. Pero lo logr贸. Tomado a la popa, salud贸 a la Pulga, que no pod铆a creer lo que estaba viendo.

suli1

驴Qu茅 sucedi贸? 驴Llamaron a la polic铆a mar铆tima? 驴Lo hicieron regresar inmediatamente? 驴El custodio lo abord贸? Nada de eso. Messi lo hizo subir al yate, le ofreci贸 un jugo y compartieron una breve charla (primer gesto de Leo), en los que el joven, de 24 a帽os, le dijo que lo admiraba y le cont贸 que era hincha de Atl茅tico de Madrid. As铆 lo narr贸 el propio Suli en di谩logo con el diario catal谩n Mundo Deportivo.

“Tal y como hablaba y se dirig铆a a m铆 no parec铆a que estuviese con un crack mundial”

Lo primero que intent贸 hacer fue tomarse una fotograf铆a con la estrella. Sin embargo, el sobre pl谩stico que cubr铆a el celular hab铆a quedado mal cerrado y el agua lo hab铆a roto. Messi solucion贸 el problema (segundo gesto). Le pidi贸 a una de las empleadas que trabajaba en el barco que les tomara la foto con su celular y que luego se la enviara a Suli. “Perd铆 un tel茅fono pero gan茅 una foto con Messi”, se entusiasm贸 Suli.

Hab铆an pasado 20 minutos y ya era hora de regresar a la orilla, donde lo esperaba su amigo. Antes, Leo le hizo una oferta casi imposible de rechazar: que una moto de agua lo llevara de vuelta (tercer gesto). Sin embargo, Suli rechaz贸 la oferta. “Como vine, me voy”, pens贸, y se arroj贸 al agua nuevamente.

“Tal y como hablaba y se dirig铆a a m铆 no parec铆a que estuviese con un crack mundial. Estuvo muy humilde, muy hospitalario, tanto el como su familia se portaron de maravilla”, coment贸 el joven. Sin dudas, esta ser谩 la an茅cdota de su verano 2016.

No tuvo suerte con Cristiano Ronaldo. Suli tambi茅n se cruz贸 con el portugu茅s durante sus vacaciones en Ibiza. Sucedi贸 en el boliche Pacha. Pero la historia fue otra: “Ni siquiera pude darle la mano, estaba rodeado de seguridad y no me pude ni acercar”.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*