√öltimo momento

Graves imputaciones por irrecularidades en un geri√°trico de La Falda

Con la actuación de la Fiscalía de la ciudad de Cosquín, a cargo de Martín Bertone, fueron imputados Aldo Dante Friml y Pablo Ariel Frilml por el delito de privatización ilegítima de la libertad a raíz de una denuncia formulada por una vecina de La Falda sobre graves irregularidades en el geriátrico Bethel. Asimismo se remitieron oficios a la Municipalidad de La Falda y al Ministerio de Salud de la Provincia.

tribucos

La investigación se inició a raíz de la denuncia de una persona que manifestó que era miembro de una iglesia que visita a los alojados en geriátricos de la ciudad de La Falda. Afirmando que específicamente en el geriátrico Bethel ubicado en calle Ferrarini al 200 de Villa Caprichosa donde se encuentran internados entre 20 a 25 personas de ambos sexos, éstos le habían comentado que no eran bien atendidos, que pasaban hambre y frio, como también maltrato físico por parte de los propietarios.

También resultó denunciante una vecina quien vive en inmediaciones del geriátrico refiriendo que se escuchaban llantos y gritos de una mujer que se encuentra en una habitación pidiendo comida. También que había visto dos personas jóvenes con discapacidad aparentemente, quienes en algunas oportunidades sufre maltrato por parte de los empleados.

A ra√≠z de esta situaci√≥n se procedi√≥ a realizar tomas fotogr√°ficas del lugar, realizando un allanamiento con orden del Juez de Control de Cosqu√≠n y acompa√Īados el personal policial actuante, una licenciada en Trabajo Social y la m√©dica polic√≠a. Se identific√≥ al propietario del establecimiento ALDO FRIML ‚Äďenfermero- (60 a√Īos), Norma Grisela S√°nchez (quien ser√≠a esposa del antes nombrado); PABLO FRIML (hijo y encargado geri√°trico) y su esposa Cinthia Monier.

Los profesionales de la Justicia, luego de entrevistar y realizar un minucioso examen clínico elevan un informe, SUSCRIPTO POR AMBAS, negativo de las condiciones de la residencia: 25 personas alojadas las cuales son evaluada con criterios OTE y DOTE. Mencionan las profesionales que los residentes evidencian miedo a relatar lo que ocurre, las condiciones son paupérrimas, los lugares de descanso son inadecuados, porque los colchones se encuentran en malas condiciones siendo el lugar precario en todos los aspectos, carecen de habilitación y cantidad suficiente de empleados. Los pacientes manifiesta su disconformidad con la alimentación, la atención y el trato de los propietarios para con los residentes es de sometimiento, ejerciendo violencia física, psicológica, económica. A raíz de esta situación la fiscalía dispuso la imputación de las personas referidas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*