√öltimo momento

Fue condenada a pagar $ 30.000 por injuriar a través de Facebook e Instagram

Una mujer deber√° abonarle a su exyerno y, adem√°s, tendr√° que publicar parcial o completo el fallo de la C√°mara.

‚ÄúLa utilizaci√≥n de las redes sociales por parte de la demandada para insultar al actor constituye una representaci√≥n de la posibilidad cierta de que se produjera un resultado da√Īoso; hubo una total indiferencia y despreocupaci√≥n por parte de la accionada por las consecuencias que causar√≠a la injuria que se comet√≠a a trav√©s de un medio que multiplica la velocidad con que los dem√°s personas puedan conocer de esta clase de lesi√≥n”, setenci√≥ la C√°mara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de 1¬į Nominaci√≥n de la ciudad de C√≥rdoba, al condenar a una mujer a pagar 30.000 pesos a su exyerno por divulgar injurias en su contra en las redes sociales Facebook e Instagram.

Sus expresiones fueron publicadas luego de que su hija perdiera un juicio de reivindicación y, por ello, se viera obligada a reintegrarle a su expareja diversos bienes muebles.

El tribunal también ordenó publicar su sentencia en la página web del Poder Judicial de Córdoba como un modo de resarcir el perjuicio ocasionado a la dignidad del demandante.

El tribunal de alzada, integrado por los vocales Julio S√°nchez Torres y Guillermo Tinti, modific√≥ la resoluci√≥n dictada por el juzgado de primera instancia que hab√≠a condenado a la mujer a t√≠tulo de culpa, es decir, sin la intenci√≥n expl√≠cita de causar el da√Īo al demandante.

Los camaristas consideraron que le asist√≠a la raz√≥n al demandante en lo relativo al factor de atribuci√≥n en el caso, puesto que, en su opini√≥n, se configuraba una ‚Äúactuaci√≥n dolosa”, por parte de la demandada a la luz del art√≠culo 1.724 ultima parte del C√≥digo Civil y Comercial (CCC).

En este sentido, el fallo puntualiza: ‚ÄúHubo una manifiesta indiferencia por los intereses ajenos, esto es, una despreocupaci√≥n por el resultado que se pudiera causar en el damnificado debido a la conducta seguida por la accionada. Se configura aqu√≠ lo que se conoce como dolo eventual”.

Los camaristas tambi√©n descartaron que el posterior arrepentimiento de la demandada pudiera ‚Äúmudar el factor de atribuci√≥n”.

‚ÄúAl momento de elegir las redes sociales para escribir un insulto al actor, la demandada tuvo la seria posibilidad de representarse como ciertamente probable el da√Īo que ocasionaba”, insistieron.

En s√≠ntesis, el fallo concluye que ‚Äúel factor de atribuci√≥n subjetivo es el dolo y no la culpa” y, por lo tanto, no juega en el caso lo dispuesto por el art√≠culo 1742 del CCC, que autoriza al juez atenuar la indemnizaci√≥n cuando no hay dolo del responsable.

En cuanto a la publicaci√≥n de la sentencia completa en la p√°gina oficial del Poder Judicial de C√≥rdoba, la C√°mara argument√≥ que el CCC autoriza como modo de resarcir el perjuicio ocasionado a la dignidad de la persona que, adem√°s de la suma mandada a pagar, ‚Äúse publique total o parcialmente la sentencia a costa del responsable del hecho”.

‚ÄúConforme reza el art√≠culo 1740 del ordenamiento sustancial, en el caso que nos ocupa, resulta apropiada debido a la propagaci√≥n que tuvo la ofensa, por lo que la publicaci√≥n tiende a lograr tambi√©n un equilibrio con una difusi√≥n parecida o equivalente”, enfatizaron los camaristas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*