脷ltimo momento

Erdogan impus贸 el estado de emergencia, siguen las detenciones y las purgas

El presidente de Turqu铆a, Recep Tayyip Erdogan, declar贸 este mi茅rcoles un estado de emergencia en todo el pa铆s durante tres meses, mientras su gobierno continu贸 con la purga de funcionarios, militares y empleados privados y las detenciones de presuntos golpistas, cinco d铆as despu茅s del fallido levantamiento armado que intent贸 destituirlo.

turk

“Esta medida no es en absoluto contra la democracia, el estado de derecho y la libertad. Por el contrario, tiene el prop贸sito de fortalecer y proteger esos valores”, asegur贸 Erdogan en un esperado mensaje a la naci贸n, despu茅s de reunirse con el Consejo Nacional de Seguridad y con el pleno de su gabinete, seg煤n la agencia de noticias EFE.

Entre algunas de las prerrogativas que obtiene el gobierno con el estado de emergencia se destacan el establecimiento de toques de queda, las detenciones arbitrarias, el despliegue de militares en ropa de fajina por las calles, la limitaci贸n del derecho de reuni贸n y la prohibici贸n de libros y otras expresiones art铆sticas.

Poco antes de su discurso, Erdogan habl贸 con la cadena de noticias qatar铆 Al Jazeera, y destac贸 que “este puede no ser el fin de los intentos de golpes, pueden tener m谩s planes”, en referencia a los seguidores de quien 茅l considera el cerebro m谩ximo de la asonada, el predicador conservador auto exiliado en Estados Unidos, Fetullah G眉len.

El mandatario, quien cont贸 que estaba de vacaciones con su familia fuera de la capital en el momento del golpe, anunci贸 que las v铆ctimas de los golpistas sumaron 246 muertos y unos 1.500 heridos.

Adem谩s, ratific贸 que podr铆a restaurar la pena de muerte para condenar a los golpistas en los pr贸ximos d铆as.

“驴Estar铆amos dispuestos a sacrificar la membrec铆a de la Uni贸n Europea? Si el Parlamento toma esa decisi贸n, yo la promulgar茅”, asegur贸 Erdogan, cuyo partido tiene mayor铆a absoluta , luego de que varios dirigentes europeos advirtieran que no aceptar谩n dentro del bloque a un pa铆s donde rige la pena capital.

Adem谩s de imponer el estado de emergencia, Erdogan defendi贸 la masiva purga y las detenciones de presuntos golpistas, que mantienen en vilo al pa铆s desde el fracaso del levantamiento armado en la madrugada del s谩bado pasado.

“La Polic铆a y el Poder Judicial tienen todas las evidencias. Est谩n actuando dentro de la ley”, sentenci贸 Erdogan, quien anunci贸 que ya fueron detenidos cerca de 11.000 personas, la mayor铆a militares que participaron activamente del fallido golpe que dur贸 12 horas.

Las 煤ltimas personalidades detenidas hoy fueron dos jueces de la Corte Constitucional de Turqu铆a, una de las m谩s importantes del pa铆s, y otro asesor militar del presidente Erdogan, seg煤n inform贸 el canal de noticias local CNNTurk.

Dentro de esa misma avanzada gubernamental, el Consejo Superior de Educaci贸n turco hab铆a prohibido horas antes al personal de las universidades salir del pa铆s, una medida que se suma a una purga que ya dej贸 a unas 55.000 personas desempleadas, entre ellas m谩s de 8.000 polic铆as, 6.000 oficiales, casi 300 jueces y fiscales, 20.000 maestros y m谩s de 1.500 decanos universitarios.

La agencia oficiosa de noticias Anadolu, finalmente, inform贸 que el ministerio de educaci贸n inici贸 los sumarios para clausurar 626 instituciones educativas, inform贸 la cadena CNNTurk en su cuenta en la red Twitter.

La prohibici贸n al personal universitario de abandonar el pa铆s va m谩s all谩 del veto gen茅rico de viajar al extranjero impuesto el lunes a todos los funcionarios: la carta del Consejo, m谩s conocido como YOK, exige a los trabajadores de las universidades que est茅n de vacaciones regresar a sus puestos de trabajo y extiende la prohibici贸n hasta los rectores de todas las universidades del pa铆s.

Incluso los profesores universitarios turcos que trabajan en universidades extranjeras por acuerdos internacionales deben regresar a Turqu铆a lo antes posible, insiste la carta del YOK, difundida por la televisi贸n p煤blica TRT.

Estas medidas se a帽aden a la exigencia del Consejo, difundida ayer, por las que todos los decanos de las facultades, un total de 1.577 acad茅micos, tanto en las universidades p煤blicas como en las privadas, deben dimitir de su cargo.

Adem谩s, el YOK exige a los rectores investigar a todo el personal de las universidades para determinar posibles v铆nculos con la red de G眉len, un antiguo socio de Erdogan que actualmente vive en Estados Unidos.

Por otro lado, la Junta de Comunicaciones y Telecomunicaciones, el 贸rgano que vigila Internet en la naci贸n turca, confirm贸 que hab铆a adoptado una “medida administrativa” contra Wikileaks, aunque no brind贸 explicaciones sobre los motivos del bloqueo, inform贸 el diario H眉rriyet.

“Hay que subrayar que los correos (…) son, principalmente, utilizados para hacer negocios con el mundo y no para asuntos internos m谩s sensibles”, se帽al贸 el comunicado de la Junta.

El portal fundado por Julian Assange filtr贸 ayer casi 300.000 correos electr贸nicos que corresponden a “la primera parte” de una serie de e mails con archivos adjuntos que van desde la letra A hasta la I, y que datan desde 2010, seg煤n un comunicado de Wikileaks.

El material se obtuvo una semana antes del intento de golpe, precis贸 el comunicado que aclara que su procedencia del material no est谩 conectada “de ninguna manera con los elementos que est谩n detr谩s del intento de golpe de Estado, ni con partidos pol铆ticos rivales ni con el Estado”.

En medio de tantas prohibiciones, Amnist铆a Internacional (AI) advirti贸 hoy sobre las “severas medidas” que est谩 tomando el gobierno turco y pidi贸 a las autoridades que respeten los derechos humanos y no restrinjan arbitrariamente la libertad de expresi贸n.

“Estamos siendo testigos de unas severas medidas de proporciones extraordinarias en Turqu铆a”, alerta la ONG en un comunicado en el que expresa su temor a que las “purgas” que est谩 aplicando el Gobierno lleguen a censurar a periodistas y medios, “incluidos aquellos cr铆ticos con la pol铆tica gubernamental”.

“Si bien es comprensible y leg铆timo que el gobierno investigue y sancione a los responsables del sangriento intento de golpe, debe cumplir con el Estado de derecho y el respeto a la libertad de expresi贸n”, asegur贸 en el comunicado, Andrew Gardner, investigador de Amnist铆a Internacional en Turqu铆a.

Hoy la Polic铆a prohibi贸 a la publicaci贸n de una edici贸n especial de la revista sat铆rica turca Leman en la que se hace referencia al fallido golpe de Estado.

“A nuestros lectores: se ha impedido la distribuci贸n de la revista Leman mediante notificaci贸n policial a la imprenta”, se帽alan los responsables de la publicaci贸n en un mensaje de la red social Twitter.

La portada de la revista, difundida en las redes sociales, muestra una mesa de casino en la que se enfrentan dos jugadores, de los que s贸lo se ven las manos.

“Yo pongo los soldados”, dice uno, empujando a unos reclutas diminutos, a lo que el otro, haciendo avanzar a civiles, responde: “Yo pongo el 50%”, en referencia a la f贸rmula con la que el presidente Erdogan, suele referirse a sus seguidores, aproximadamente la mitad de los votantes.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*