√öltimo momento

En pandemia registran m√°s de 2.200 estafas a jubilados

Las bandas consiguieron un botín que supera, se estima, los 250 millones de pesos, a un promedio de 114.000 pesos por cada estafa. El relevamiento fue realizado por Defendamos Buenos Aires.

Desde el comienzo del aislamiento por la pandemia, hubo m√°s de 2.200 estafas contra ancianos y jubilados. Desde estafas telef√≥nicas con la figura del “cuento del t√≠o” a estafas con falsos avisos y promociones de ANSES y entidades bancarias. De ese modo los estafadores consiguieron un bot√≠n que supera, se estima, los 250 millones de pesos, a un promedio de 114.000 pesos por cada estafa.

Se trata de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad llevada adelante por la organización civil Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, realizada durante la actual cuarentena que arrancó el 20 de marzo.

Los abuelos est√°n solos frente al crimen. “Hace s√≥lo unos d√≠as advert√≠amos que es necesario que bancos y entidades sociales como el ANSES publiquen en forma clara y transparente que no ofrecen paquetes, promociones o pagos por v√≠a telef√≥nica. Estos verdaderos agujeros negros de seguridad son aprovechados por los delincuentes que con todo el tiempo del mundo, buscan a diario abuelos que solamente contesten el tel√©fono para a partir de all√≠, estafarlos “, dijo Javier Miglino, Director de Defendamos Buenos Aires.

El robo con la excusa de los d√≥lares. “Hace unos d√≠as una m√©dica jubilada fue v√≠ctima de una banda que con el denominado cuento del t√≠o que la llam√≥ para decirle que en octubre 2020 los bancos no le iban a permitir retirar d√≥lares, por lo que la mujer fue a su caja de seguridad ubicada en un banco de zona norte. Los estafadores le ofrec√≠an llevarla hasta el banco y traerla, siempre como servicio de la entidad. Una vez que Clara M. de 90 a√Īos lleg√≥ al banco, pidi√≥ pasar a ver su caja de seguridad. Vaci√≥ el contenido de la misma con 50 mil d√≥lares y joyas. Luego salud√≥ y se encamin√≥ al veh√≠culo que la hab√≠a tra√≠do. Al llegar a su casa, par√≥ en la esquina a la altura de la calle Juan Bautista Alberdi al 1500 en Olivos, Partido de Vicente L√≥pez y en ese momento un hombre baj√≥ de una moto, abri√≥ la puerta de Clara y le rob√≥ la bolsa que tra√≠a para subirse a la moto donde lo esperaba otro ladr√≥n. Con dificultad la anciana baj√≥ del auto para intentar ir tras el ladr√≥n y en ese momento el chofer cerr√≥ la puerta del veh√≠culo y se fue, dejando a Clara sin nada. Solo en ese momento la jubilada se dio cuenta de que no se trataba de un robo al voleo sino de una meditada estafa que hab√≠a comenzado un d√≠a antes cuando una amiga la llam√≥ para decirle que desde el 1 de octubre de 2020, el Gobierno Nacional ya no iba a permitir extraer d√≥lares de los bancos”, dijo Miglino.

La dificultad de dar con los ladrones. “Estas sofisticadas bandas de estafadores son dif√≠ciles de ubicar porque son cometidas por varias personas que utilizan chips telef√≥nicos de bolseros o de l√≠neas prepagas o de tel√©fonos robados que a√ļn funcionan y de ese modo la titularidad es complicada de comprobar, porque los ladrones y estafadores descartan los m√≥viles luego de haber conseguido un bot√≠n”, dijo Miglino.

Los estafadores no paran. En cuarentena los estafadores no paran. “Los estafadores est√°n d√≠a y noche perge√Īando estafas y no iban a perderse la oportunidad de atacar jubilados. Por ese motivo reaparecieron de la nada los call centers colombianos y venezolanos, con delincuentes de esa nacionalidad que se presentan como voluntarios del ANSES que trabajan en la actuar emergencia para llevarle un alivio a los abuelos. En la mayor√≠a de los casos, las v√≠ctimas escuchan el relato del criminal extranjero que se presenta como un empleado de una tarjeta de cr√©dito o de un banco extranjero. Luego de ganarse la confianza de la abuela o el abuelo que en general y durante la cuarentena est√°n completamente solos; comienzan lentamente a robarle informaci√≥n”, dijo Miglino.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*