Último momento

El interior provincial se prepara para abrir esta semana los bares y restaurantes

Las vistas están puestas en el día miércoles. Se espera que el COE confirme los protocolos para la vuelta a los locales gastronómicos. También sería inminente la vuelta del personal doméstico al trabajo.

El miércoles podría ser el día clave, según ya adelantan intendentes del interior cordobés, al dar por hecho que para ese día quedaría habilitada la vuelta a los bares y restaurantes luego de más de dos meses de cuarentena.

Y es que ya está confirmado por la provincia que ese es el paso a seguir, en el marco del paulatino inicio de esta “nueva normalidad”.

Claro que esta reapertura será con estrictos protocolos de bioseguridad, los que dispondrán distanciamiento social, menos ocupantes por mesa y local, uso de elementos de protección, disponibilidad de alcohol en gel, entre otros.

Mientras se espera que el COE (Centro de Operaciones de Emergencia) oficialice y distribuya estos protocolos, dos intendentes manifestaron su expectativa por poder recuperar la actividad de locales gastronómicos e incluso estiman que será en el corto plazo.

“Estamos muy ansiosos todos los intendentes del interior provincial teniendo en cuenta que el COE Central está preparando los protocolos para la parte gastronómica”, dijo Daniel Salibi de Mendiolaza.

Por su parte, el intendente de Villa Allende, Eduardo Romero, fue más específico y se animó a poner posibles plazos: “Los cafés van a estar abiertos a partir del día miércoles de 8 a 20 y creo que el día viernes vamos a largar con los restaurantes”.

Romero se mostró expectante con estas aperturas, mientras aclaró que “vamos a tener que seguir con los protocolos de bioseguridad” que se informarán en todos los locales, bares y restaurantes. También prometió controles por parte del municipio.

Salibi incluso valoró la reactivación del sector gastronómico a partir del golpe que les ha generado a esas economías el tiempo de cierre.

Hay que recordar que esta novedad alcanzará al total de la provincia, aunque no a Córdoba capital, por ahora, que demoraría en recuperar bares y restaurantes al encontrarse dentro de lo que desde el punto de vista sanitario se clasifica como “zona roja”.

Protocolos para una vuelta segura

Desde hace días en el COE vienen elaborando una serie de exigencias y recomendaciones que deberán seguirse en cada local, para el personal y clientes, a los fines de garantizar las condiciones de bioseguridad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*