Último momento

Dujovne, un viaje buscando el acuerdo con el Fondo

Luego del anuncio de Macri, el ministro negocia en Washington el tipo de financiamiento y los condicionamientos del FMI.

Con la idea de “evitar crisis que ya hemos tenido”, el gobierno nacional anunció este martes en un breve mensaje, el inicio de una nueva negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mentado organismo, con vínculos trágicamente recordados en el país por ser el punto de partida de las últimas crisis, se muestra dispuesto a recibir a dirigentes, aunque a sabiendas de su histórica imposición de condiciones para sus préstamos.

En tal sentido, los cuestionamientos no tardaron en llegar. Porque la “tranquilidad” que se había intentado transmitir con los escuetos movimientos en la cotización del dólar el lunes, merced a decisiones oficiales, concluyeron con los complejos anticipos del Gobierno.

La “conversación” de Mauricio Macri con la titular del organismo, Christine Lagarde, es considerado parte de “el único camino posible” para combatir “el estancamiento”. Pese a contabilizar veintinueve meses de gestión, la implementación de “una política económica gradualista” no fue suficiente y Argentina busca ayuda para “equilibrar el desastre que provoca el enorme gasto público en las cuentas públicas”.

El presidente remarcó este martes la fragilidad de sus decisiones: “Nuestra política depende mucho del financiamiento externo y después de dos años de un contexto mundial muy favorable, hoy las condiciones están cambiando. Subieron las tasas de interés y el precio del petróleo, y se genera una devaluación de monedas de países emergentes”.

Los a priori treinta mil millones de dólares que irá a buscar el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quieren “equilibrar variables no manejadas”. El funcionario negocia en Nueva York las condiciones (y condicionamientos) de una idea de arreglo que en su conferencia de ayer no supo definir.

Por lo pronto, el propio Dujovne se encargó de marcar, en conferencia de prensa, posiblemente para trazar diferencias históricas, que “no es el mismo Fondo de hace 20 años” y que “aprendió de las lecciones del pasado”. En cualquier caso, las consecuencias fueron para la población argentina.

La “nueva situación” en el mundo demandó dicha salida oficial, la necesidad de “una línea de apoyo financiera” definida a título de “preventiva”. ¿La idea? Según Macri, se trata de “continuar nuestro programa de fortalecimiento y desarrollo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*