Último momento

Donald Trump cerró el gobierno de Estados Unidos y dice que no lo abrirá hasta que aprueben el muro

El presidente aseguró que mantendrá el cierre parcial hasta que los demócratas acepten financiar el muro.

El presidente Donald Trump insistió en que continuará el cierre parcial del gobierno hasta que los demócratas acepten financiar el muro en la frontera con México que Trump prometió durante su campaña.

Cuando se le preguntó cuándo el gobierno reanudaría sus funciones, el presidente respondió: “No sé cuándo el gobierno reanudará funciones. Lo que le puedo decir es que no reabrirá hasta que tengamos un muro o una cerca, como quieran llamarlo”.

“Yo le pondré el nombre que ellos quieran pero al final es lo mismo“, dijo el mandatario en la Casa Blanca tras ofrecer un saludo navideño a los soldados estadounidenses estacionados en distintas partes del mundo.

Trump alega que el comercio de drogas y el tráfico humano solo pueden ser combatidos con un muro. “No podemos hacerlo sin una barrera, no podemos hacerlo sin un muro”, dijo Trump a reporteros.

Los demócratas se oponen a la construcción de una muralla o cerca, considerando que no es un método moderno ni eficaz para enfrentar el complejo problema de la frontera. En lugar de ello han sugerido medidas de tecnología avanzada.

Los dirigentes demócratas Chuck Schumer y Nancy Pelosi han recordado que el cierre del gobierno es obra del mismo Trump, quien hace unos días dijo que estaría “orgulloso” de forzar un cierre del gobierno por el tema del muro.

Trump “ha llevado al país al caos”, dijeron los demócratas, mencionando no solo el tema del cierre del gobierno sino también la fuerte caída de los mercados financieros y la repentina salida del secretario de defensa. “El presidente quería un cierre del gobierno y ahora no sabe cómo resolverlo”, dijeron los demócratas en un comunicado.

Trump ha dicho que estaría “orgulloso” de cerrar el gobierno en la pelea para conseguir los recursos para el muro, pero ahora culpa a los demócratas por negarse a votar por un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes que incluye los 5.700 millones de dólares que necesita.

El fin de semana, la Casa Blanca presentó una contraoferta a Schumer de entre los 5.700 millones que quiere Trump y los 1.300 millones que ofrecen los demócratas, dijo el director de presupuesto, Mick Mulvaney. El funcionario no dio más detalles, pero un asesor demócrata _que habló a condición de no dar su nombre debido a que se trata de conversaciones privadas_ dijo que la Casa Blanca ofreció 2.500 millones de dólares, de los cuales se entregarían al inicio 2.100 millones y posteriormente los restantes 400 millones que según los demócratas el presidente podría utilizar para otras prioridades en materia de inmigración.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*