√öltimo momento

Del Cuchi a Los Rojas: un patio de grandes emociones en la quinta luna de Cosquín 2017

Con una plaza que super√≥ el 70 por ciento de ocupaci√≥n, Jorge Rojas y sus hermanos retornaron al festival, que present√≥ uno de sus segmentos m√°s logrados hasta aqu√≠ evocando al genial compositor salte√Īo con un seleccionado so√Īado de m√ļsicos y cantores. Lo m√°s destacado de la noche en fotos y videos.

“La m√ļsica puede ser extremadamente bella y compleja, pero no por eso deja de ser popular”, dijo alguna vez dijo el Cuchi Leguizam√≥n y que puede representa un poco el esp√≠ritu de lo que se vivi√≥ en un gran parte de la quinta luna de este Cosqu√≠n 2017, que ya desand√≥ su primera mitad y viene cumpliendo varias de las expectativas planteadas en la previa.

Uno de lo momentos sobre el que se hab√≠an depositado muchas miradas era precisamente el homenaje por el centario del Cuchi, que se cumplir√° el pr√≥ximo 29 de septiembre. Y realmente fue un segmento formidable de principio a fin para que el que el festival salde as√≠ una deuda hist√≥rica con el gran compositor salte√Īo que en vida nunca estuvo sobre el escenario Atahualpa Yupanqui. “¬ŅNo te da pica no estar en Cosqu√≠n? Nooo, yo ‘toy todas las noches. Siempre alguien canta algo m√≠o”, fue el di√°logo con el Tata (tal como lo apodaban) que recre√≥ su hijo Luis Leguizam√≥n en la conferencia y que lo pinta de cuerpo entero.

Sitio especial: notas, fotos, videos y transmisión en vivo de Cosquín 2017
Bajo la notable direcci√≥n musical de Popi Spatocco (hist√≥rico arreglador de Mercedes Sosa) y gran orquesta, el homenaje transit√≥ por los diferentes climas que ofrecieron las inolvidables obras de Leguizam√≥n interpretadas por d√ļos de gran calidad. El arranque fue con un gran contrapunto entre Chacho Echenique y Nahuel Pennisi para La Pome√Īa y la deliciosa versi√≥n instrumenal de Zamba para la viuda con el Moro (uno de los hijos del Cuchi que estuve presente) al piano y Franco Luciani en arm√≥nica.

“El Cuchi es una zamba que suena en cualquier rinc√≥n del pa√≠s, es paisaje y tambi√©n es reclamo pol√≠tico”, dijo Luciani antes de llamar a Liliana Herrero para la siempre vigente Chacarera del expediente. Luego, la cantora entrerriana invit√≥ a Lorena Astudillo con quien no termin√≥ de encontrarse en la interpretaci√≥n de Zamba del laurel, en uno de los pocos desacoples que hubo durante los 50 minutos que dur√≥ el segmento.

Despu√©s de la buena performance de Astudillo junto a Melania P√©rez, hizo su aparici√≥n Luis Leguizam√≥n, otro de los hijos del Cuchi quien dej√≥ cant√≥ desde el alma junto a la salte√Īa y el D√ļo Coplanacu para el himno Maturana. La plaza contemplaba embelezada y la primer participaci√≥n con las palmas fue para Carnavalito del duende con Los Copla y Bruno Arias, quien junto a La Bruja Salguero entonaron una sensible versi√≥n de Zamba del carnaval. El c√≠rculo cerr√≥ con la riojana invitando a Pennisi para La arenosa. El cierre no pudo ser m√°s emotivo: todos los participantes del homenaje cantando sin micr√≥fonos en el borde del escenario mientras la plaza entera entonaba Balderrama. Inolvidable.

El gran baile de La Callejera


Imborrable tambi√©n ser√° el recuerdo para La Callejera, que en la apertura de la quinta luna presentaron su espect√°culo denominado El Gran baile folkl√≥rico, con el que realizan un recorrido por varios de los ritmos y danzas de nuestra m√ļsica popular. Recreando un patio criollo y presentado por el locutor Marcelo Jara, el grupo en formato orquesta transit√≥ por la chacarera de monte, el rasguido doble, la firmeza, la jota cordobesa, la cueca cuyana, el vals, la chamarrita y encuentra su climax con el paso doble, en el que la plaza vibr√≥ de pie.

La sorpresa lleg√≥ cuando tras finalizar su aplaudida actuaci√≥n, fueron nombrados como los nuevos padrinos del poncho cosco√≠no que en esta edici√≥n se sabe est√° cumpliendo 50 a√Īos. El responsable de pasar laa posta fue nada menos que Carlos Pino de Los Trovadores, quien hab√≠a sido galardonado en la jornada inaugural.

Rojas y las raíces

“Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera” dijo “Pipulo” Ju√°rez para presentar a Los Rojas, la formaci√≥n con la que Jorge Rojas volvi√≥ al festival tras dos a√Īos de ausencia. La plaza, que ya hab√≠a mejorado mucho su marco superando el 70 de ocupaci√≥n, explot√≥ de emoci√≥n.

Quince minutos despu√©s de la medianoche con la banda sonando muy ajustada y un cuadro de baile, comenz√≥ el espect√°culo que larg√≥ a pura chacarera de monte. “Que lindo es estar de vuelta, querido patio de tierra” cantaron Jorge, Lucio y Alfredo que se ubicaron bien al frente, buscando una plena conexi√≥n con su p√ļblico que festej√≥ cada una de sus intervenciones.

En su esperado retorno, a Jorge se lo vio muy relejado y sin querer tomar el protagonismo, como queriendo mostrar que se trataba de un show bien compartido. De hecho, en varios pasajes se volv√≠a unos pasos para atr√°s para conectar con sus m√ļsicos (Obi Homer y el bajista cordob√©s “Pepo” G√≥mez, muy destacados) y darle lugar a sus hermanos.

Reci√©n despu√©s de m√°s de media hora de haber arrancado, Jorge tom√≥ la palabra y present√≥ a su hijo Lautaro, ahora tambi√©n miembro de la banda, y se mostr√≥ agradecido por volver al festival para mostrar esa vuelta a sus ra√≠ces que significa el disco Folklore, que fue lanzado por estas horas y en el que remite a esos patios de Marca Borrada, all√° en el chaco salte√Īo.

Cuando pasada la una la llovizna se hizo presente, a la plaza pareci√≥ no importarle y estall√≥ con el huayno A mi pueblo, del disco anterior del grupo. “Antes a veces bajaba contrariado por algunos errores, pero ahora aprendimos a disfrutar. Hoy le di rienda suelta a mi coraz√≥n y me emocion√© cuando cantamos las coplas”, cont√≥ Jorge en la conferencia tras el show sobre uno de los momentos m√°s aplaudidos de la noche.

Camino a la revelación
Es cierto que la plaza comenz√≥ a despoblarse despu√©s de la actuaci√≥n de Los Rojas para encarar el camino hacia alguna pe√Īa (por ejemplo El Sol del Sur de Paola Bernal vibraba con la entradora Mery Mur√ļa o las rimas afiladas de Armando Flores), aunque tambi√©n hay que decir que un nutrido grupo permaneci√≥ en sus lugares y pudo apreciar a los Chechelos. El original d√ļo compuesto por dos chelistas y ganador del Pre Cosqu√≠n como grupo instrumental, mostr√≥ todo su virtuosismo y desparpajo con geniales intervenciones humor√≠sticas, como cuando despu√©s de tocar su Gatito de Tchaikovsky lo presentaron como un tema de los hermanos “s√°balos” o cuando expusieron la teor√≠a de que Tchaikovsky no era ruso sino santiague√Īo.

Luego arremetieron con una notable versi√≥n de El cosechero y tras pedir por “la vida y el monte nativo” cerraron con Cueca de los coyas y un gran reconocimiento de la plaza. Y s√≠, el Cuchi ten√≠a raz√≥n. Se puede hacer m√ļsica de excelencia y tambi√©n ser popular.

Fuente: La Voz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*