Último momento

De Cabeza a la Selección, a Tinelli le tocará bailar con la más linda

Medín y Toviggino lo designaron presidente de la comisión que tiene bajo su órbita los planteles de la Celeste y Blanca. Pérez no firmó el nombramiento que representa el mayor acuerdo tras dos años de disputas.

Con mayor rapidez que lo estipulado, Marcelo Tinelli es desde ayer el responsable institucional de la selección argentina: se encargará de generar los recursos, explotar los negocios asociados a Lionel Messi con la camiseta blanquiceleste que encabeza el ranking FIFA y de los pormenores de los convocados por el entrenador.

Ese iba a ser el primero de los nombramientos de Claudio Tapia como presidente, pero superadas las turbulencias políticas, el acuerdo fue validado por el Comité de Regularización.

Ayer, los jugadores citados por Eduardo Bauza que fueron liberados por sus respectivos clubes se entrenaron en el predio de Ezeiza y allí fue Tinelli apenas unos minutos después de oficializarse su nombramiento. Después de los 15’ en los que la prensa pudo presenciar los movimientos, el vice de San Lorenzo ingresó al complejo y se presentó en su nuevo rol.

La semana pasada había mantenido una reunión con el Patón, en la que le había adelantado su nombramiento y le pidió un listado con las falencias o cuestiones que debían tener un rápido cambio para el mejor funcionamiento del trabajo. Sabiendo esas cuestiones, ayer se presentó ante el grupo como garante de sus resoluciones. Hoy haría lo mismo y se reuniría con Lionel Messi, para intentar que el grupo rompa el pacto de no hablar más con la prensa.

La idea de Tinelli es que el plantel que comanda La Pulga recupere el habla a horas de su nombramiento.

Un golpe de efecto que demuestre su capacidad. El grupo cortó el diálogo después de que un relator asegurara que Ezequiel Lavezzi consumía marihu

Con las firmas de Javier Medín y Pablo Toviggino -vice y tesorero del cuarteto nombrado por FIFA-, Tinelli se convirtió en el presidente de la comisión de selecciones nacionales, un cargo que tendrá su anclaje en el comité ejecutivo con un secretario, el titular de Lanús, Nicolás Russo.

Como el vice de San Lorenzo no estará en ese cuerpo -la lista de Tapia se presentó en la FIFA como manda el nuevo estatuto y para entonces no había tregua entre las partes-, tendrá ese cargo para desempeñarse en el rol designado.

El documento del nombramiento lleva las dos firmas indispensables -se necesitan por lo menos la mitad de los cuatro miembros-, pero no es casual que falte la de Armando Pérez: el presidente del comité se negó a validar un acuerdo político que no era de su competencia.

Entendía que si eso habían arreglado Tinelli y Tapia, era entonces el futuro presidente quien debía nombrarlo.

De hecho en las redes sociales, el nombramiento no fue festejado por el “ascenso unido”, dirigentes aliados de Tapia con mayor o menor protagonismo en el andamiaje político que a ser el único candidato para presidir la AFA. Ni el propio Chiqui soltó una expresión al respecto. Toviggino, aliado fundamental de Tapia, firmó ante la negativa de Pérez, la ausencia de Carolina Cristinziano y la sugerencia del titular de Boca, Daniel Angelici.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*