Último momento

CTA y CGT, camino a la unidad tras casi 30 años de separación

El evento es este jueves a las 15 y contará con la participación de Hugo Yasky, Hugo Moyano y Alberto Fernández.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Hugo Yasky, días atrás adelantó que su organización planeaba unificarse con la CGT para “ir hacia un mandato amplio” con el objetivo de “reunificar el movimiento sindical”.

Por su parte, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA y ceteísta fundamentó: “Lo importante es la unidad para defender las conquistas sociales y los derechos de los trabajadores”.

Es este jueves, en el Congreso anual de la CTA se votarán varias propuestas, la unidad con la CGT será una de ellas. “Una es incorporar la CTA a la CGT, ir hacia un mandato amplio para reunificar el movimiento sindical y el espacio de esa unificación tiene que ser la CGT que era la central a la que pertenecíamos antes de ser CTA”, precisó Yasky.

El evento se realiza a las 15 en el microestadio de Lanús y contará con la presencia del candidato presidencial por Frente de Todos, Alberto Fernández, con el sindicalista Hugo Moyano y además fueron invitados Máximo Kirchner y Axel Kicillof, entre otros.

Yasky aclaró que esta decisión “está hablada con Alberto (Fernández), que va a estar con Máximo Kirchner, Axel (Kicillof) y Verónica Magario en el momento de la votación de la moción de la unificación”.

Por otra parte, el sindicalista señaló en diálogo con Radio 10, que en esa jornada también se va a poner a consideración delos miembros de la CTA la idea de “avanzar hacia la refundación del contrato social en la Argentina porque estos cuatro años fueron la dictadura del mercado, donde las corporaciones decidían”.

La CTA nació en 1991 tras separarse de la CGT durante la presidencia de Carlos Menem. Sus principales fundadores fueron dos gremios (los estatales de ATE y los docentes de CTERA) que en aquellos años mayor disconformidad mostraron con la posición dialoguista y de acompañamiento que tomaron muchos sindicalistas peronistas.

Pero en 2011 la CTA se fracturó en dos partes. De un lado quedó un grupo de gremios abiertamente kirchneristas, que conformaron la CTA de los Trabajadores, liderado por Hugo Yasky. Otros gremios que enfrentaban las políticas de la entonces presidenta Cristina Kirchner se rearmaron como CTA Autónoma (su sindicato más numeroso es ATE), con Pablo Micheli a la cabeza.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*